Cultivar frente a no cultivar los jardines

Escrito por eulalia palomo | Traducido por soledad gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cultivar frente a no cultivar los jardines
Una gruesa capa de abono mejora los nutrientes del suelo. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Cultivar o no cultivar puede no ser siempre la pregunta, pero con el aumento de la siembra directa en jardinería, vale la pena considerar. Los métodos tradicionales de jardinería controlan las malezas mediante el labrado de la tierra. Los métodos de no cultivar jardines evita la intensa labor de cultivar y de utilizar grandes cantidades de abono para ahogar las malas hierbas.

Otras personas están leyendo

Jardinería tradicional

Los jardineros tradicionalmente labran la tierra del lecho del jardín una vez al año, normalmente a principios de la primavera antes de sembrar, pero a menudo a finales del otoño después de la cosecha final. Las razones para cultivar un jardín son interrumpir y suprimir las malezas y para crear un entorno de suelo que acepte fácilmente los fertilizantes. Los jardineros usan un motocultor o un rastrillo manual de jardín para remover la tierra. Esto se deshace de las malas hierbas, pero cultivar implica un trabajo arduo para el jardinero.

Método de no cultivo

El método de no cultivo se basa en abonar la tierra para suprimir las malezas y mejorar los niveles de nutrientes del suelo. En lugar de labrar la tierra cada primavera, los jardineros ponen capas gruesas de abono a base de material vegetal. Particularmente en las zonas con más maleza, una capa de periódico o cartón espeso cubierto con una capa de abono evita que las malas hierbas crescan. Bajo el abono, las semillas de malas hierbas son sofocadas antes de que puedan germinar y crecer. Distribuir los periódicos y el abono sobre el suelo toma trabajo, pero te ahorra el trabajo de labrar toda la tierra.

Beneficios

El no cultivo de jardinería ahorra agua. Una capa de abono mantiene la humedad cerca del suelo por evaporación lenta. Esto reduce la cantidad de agua que necesitas para abastecer al jardín todos los días. El material de abono orgánico se descompone con el tiempo. A medida que se descompone, se pudre en el suelo mejorando la estructura y los niveles de nutrientes del suelo. Puedes reconstruir el suelo y reducir los costos de los fertilizantes al mismo tiempo con la labranza cero en jardinería.

Métodos

Con el fin de suprimir las malas hierbas, hay que utilizar una gran cantidad de abono y una capa de barrera biodegradable. Una sola capa de cartón corrugado o una capa gruesa de periódico, al menos de 10 hojas de espesor, constituye la capa del fondo. Además de eso, necesitas una capa de 8 a 10 pulgadas (20,3 a 25,4 cm) de material de abono orgánico. Los recortes de césped funcionan bien y son fáciles de encontrar cuando cortas el césped. Abono de aserrín, virutas de madera y otras coberturas a base de plantas son también adecuados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles