Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio

Escrito por jim hagerty | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Hay señales de advertencia comunes que indican que un matrimonio va camino al divorcio. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

Una solicitud de divorcio puede ser un golpe emocional. Es común que una de las partes de la pareja reciba los papeles de divorcio de forma inesperada y no sea consciente de que el fin del matrimonio estuvo en el horizonte durante meses, incluso años. Sin embargo, hay señales de advertencia de que una parte de la pareja se puede estar preparando para ponerle fin al matrimonio. Algunos signos son evidentes, mientras que otros pueden estar envueltos en sutileza, incluso en misterio. Reconocer estas señales es importante para tratar de salvar el matrimonio o para asegurar que el proceso de divorcio sea lo menos doloroso posible.

Otras personas están leyendo

Gestión financiera inadecuada

Incluso las parejas felizmente casadas pueden encontrar dificultades financieras. Una señal de advertencia común de que un matrimonio enfrentará un divorcio es la continua irresponsabilidad financiera. El uso excesivo de tarjetas de crédito, las hipotecas sobre viviendas innecesarias y compras de las que una pareja no puede permitirse el lujo, pueden estar acompañados de una respuesta negativa demasiado estresante. Vivir más allá de los medios económicos de la pareja puede causar retrasos en los pagos, quiebra y resentimiento, elementos que pueden conducir al divorcio.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
El uso excesivo de tarjetas de crédito, las hipotecas sobre viviendas innecesarias y compras de las que una pareja no puede permitirse el lujo, pueden estar acompañados de una respuesta negativa demasiado estresante. (RL Productions/Digital Vision/Getty Images)

Adicción y abuso de sustancias

La adicción a las drogas, al alcohol y al juego en general no comienzan como problemas abrumantes. Con el paso del tiempo, la adicción y el abuso de sustancias puede causar que los cónyuges pierdan el contacto con su rol de individuos y de pareja. A menudo la adicción es la causa de las tensiones financieras. Según la trabajadora social Julie Logan, la adicción puede causar daños irreparables en el matrimonio.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
La adicción a las drogas, al alcohol y al juego causan estrés. (Digital Vision/Photodisc/Getty Images)

Problemas emocionales y psicológicos sin tratar

Es común que un cónyuge se sorprenda por el comportamiento de la pareja. Una persona que era cariñosa, amable y atenta puede convertirse en alguien cruel, riguroso y enojado una vez que el período de "luna de miel" del matrimonio terminó. De acuerdo con Julie Logan, está situación a menudo es el resultado de problemas emocionales y psicológicos que comienzan en la infancia y continúan persiguiendo a las personas en sus relaciones personales adultas.

Falta de satisfacción de necesidades y quiebre en la comunicación

Algunos cónyuges pueden ser complacientes y esperar a que la otra parte de la pareja cumpla de forma automática con sus necesidades físicas, emocionales y psicológicas. Sin embargo, muchas parejas casadas fallan en pedir, de manera adecuada, el cumplimiento de sus necesidades. Cuando esto ocurre, la comunicación se rompe y, según indica Logan, un resentimiento desenfrenado ingresa en el matrimonio. Esta situación es común sobre todo cuando uno de los cónyuges satisface muchas de las necesidades por medio de situaciones sociales y actividades recreativas, mientras que la otra parte cumple el papel de un guarda. Después de largos períodos de tiempo, a menudo los 'guardas' de la pareja sienten odio y resentimiento hacia la otra parte, y se sienten atrapados. El divorcio se convierte en un escape apreciado.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Algunos cónyuges pueden ser complacientes y esperar a que la otra parte de la pareja cumpla de forma automática con sus necesidades físicas, emocionales y psicológicas. (Getty Images/Digital Vision/Getty Images)

Infidelidad

Si bien es discutible si la infidelidad en el matrimonio tiene sus raíces en problemas más subyacentes, el acto de compartir el cuerpo, la mente y el alma con otra persona que no sea su cónyuge puede destruir una relación. Incluso después de meses, o años, de asesoramiento de parejas, disculpas y redención espiritual, a menudo muchos matrimonios no son bastante fuertes como para soportar las consecuencias de la infidelidad.

Cambios en la apariencia física

En esta sociedad moderna, las personas resultan 'atacadas' con anuncios que indican que deben lucir jóvenes, distinguidas, adineradas y sensuales. A menudo, esto puede cobrarse un peaje en un matrimonio a medida que pasan los años. Con frecuencia las mujeres aumentan de peso después del parto y los cambios físicos del envejecimiento logran que dejar atrás las cabelleras masculinas frondosas. También logra que los cónyuges se sientan menos atraídos entre ellos, sobre todo en medio de la imagen de "juventud y perfección" que impone la sociedad, de acuerdo con Logan. Cuando uno de los cónyuges comienza a perder interés en la otra persona debido a los cambios físicos, el divorcio puede estar próximo en el futuro de la pareja.

Diferencias espirituales

Casarse con una persona de otra religión puede ser riesgoso. Los matrimonios interreligiosos pueden generar complejidades que algunos cónyuges no están dispuestos a tolerar. En vez de adaptarse a una fe, muchas parejas intentan convertir a la otra persona, situación que, según Logan, puede causar que una persona abandone la fe en contra de su voluntad.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Los matrimonios interreligiosos pueden generar complejidades que algunos cónyuges no están dispuestos a tolerar. (Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images)

Falta de sexo y contacto físico

Es común que la frecuencia de relaciones sexuales disminuyan durante el curso de un matrimonio. Sin embargo, algunas parejas, debido a conflictos de horarios, complacencia y otras distracciones, no tienen tiempo para disfrutar de la intimidad física. Con el paso del tiempo, la falta de relaciones sexuales también puede generar la falta de contacto físico como besos, abrazos y caricias amigables, según afirma Logan. También es común que en algunos matrimonios, una parte de la pareja se niegue a tener sexo como forma de castigo. Sin terapia familiar, estos problemas pueden generar resentimiento e ira, combustibles del divorcio.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Es común que la frecuencia de relaciones sexuales disminuyan durante el curso de un matrimonio. (Kraig Scarbinsky/Digital Vision/Getty Images)

Falta de realización profesional

Es común que las personas solteras tengan sueños que implican logros profesionales. Algunas están motivadas por el dinero, mientras que otras buscan la satisfacción emocional y psicológica de realizar un trabajo que marque una diferencia en su comunidad. Cuando estos sueños no se pueden cumplir durante el curso de un matrimonio, es común que los cónyuges cuestionen su autoestima y comiencen a alejarse de la unión en busca de una realización más profunda. Esto es común cuando uno de los cónyuges cumple sus sueños profesionales y el otro no. Los celos, el resentimiento y la sensación de estar atrapado, por lo tanto, a menudo desencadenan el divorcio.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Es común que las personas solteras tengan sueños que implican logros profesionales. (Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

Ausencia

Uno de los signos de advertencia más comunes que los terapeutas de divorcio observan es la ausencia de uno de los cónyuges. La ausencia puede ocurrir durante períodos largos a causa del trabajo, pero la falta de disponibilidad emocional también es una forma de ausencia. En cualquier caso, cuando uno de los cónyuges se siente solo, incluso en la presencia de la otra parte, no se satisfacen las necesidades y el divorcio es el resultado común.

Diez señales de advertencia a la proximidad de un divorcio
Uno de los signos de advertencia más comunes que los terapeutas de divorcio observan es la ausencia de uno de los cónyuges. (Darrin Klimek/Digital Vision/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles