Hogar

Cómo diseñar una alacena

Escrito por michelle powell-smith | Traducido por ehow contributor

Una alacena bien diseñada puede hacer que trabajar y cocinar en tu cocinba sea un goce. Los diseños inteligentes pueden permitir que aproveches bien el espacio de tu alacena, ya sea una pequeña o una grande en la que se puede caminar. El diseño de tu alacena debería ser individualizado para satisfacer tus necesidades y corresponderse con cómo cocinas y usas tu cocina. A medida que visualices la alacena de tu cocina, piensa en la frecuencia del uso, la funcionalidad e incluso la apariencia para crear un espacio de almacenaje que tu cocina necesite hoy y en los años venideros.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Papel para gráficos
  • Un lápiz
  • Una cinta de medir

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide el espacio que tienes disponible para la alacena. Escribe cada una de estas medidas. Si estás construyendo una alacena usa las dimensiones planeadas cuando diseñes el espacio de almacenaje y la organización en la alacena.

  2. 2

    Dibuja tu alacena en un papel para gráficos, usando las rejilla del papel para crear una representación a escala de tu alacena.

  3. 3

    Piensa sobre lo que almacenarás en la alacena. ¿Guardará sólo comida o también neceista acomodar artículos de limpieza, de artesanías o de temporada? Mide cualquier objeto grande o con formas raras. Aproxima el espacio que necesitarás, especialmente si guardas muchos alimentos abultados.

  4. 4

    Ve a comprar organizadores y cajones para alacenas que puedes querer instalar y contenedores para almacenar objetos abultados, antes de instalar las repisas u otro sisteema en la alacena que estás diseñando. Busca repisas angostas que se puedan armar en la pared o en la puerta para alimentos enlatados, pequeños estantes o mesas giratorias para especias y condimentos y canastas de alambre para las papas y cebollas (mira Referencia 1). También deberías considerar un estante en el que colgar las mopas y escobas. Varios objetos pequeños pueden caber bien en cajones, cajas plásticas o tarros (mira Referencia 2). Puede que quieras considerar contenedores de tamaño regular para los alimentos abultados.

  5. 5

    Mide los nuevos organizadores de alacena que compraste para asegurarte de que tus repisas funcionan con lo que haz comprado y necesitas almacenar. Trabajando con el esquema gráfico que dibujaste, pon las repisas en intervalos apropiados en las paredes de la alacena. Permite una profundidad de las repisas de 18 a 24 pulgadas en la alacena, para toallas desechables, objetos de cocina y otros artículos. Las repisas angostas de 6 a 9 pulgadas son ideales en la alacena para los alimentos enlatados. Deja espacio para las papas y cebollas en canastas de alambre o cajones bajo las repisas. Si no tienes problemas de dinero, cajones pesados y firmes como aquellos utilizadoss por cualquier fabricante de gabinetes de cocina de calidad pueden ser instalados para almacenar los alimentos en la alacena (mira Referencia 3).

  6. 6

    Una vez que tus repisas y organizadores estén en su lugar, usa una máquina hacedora de etiquetas o etiquetas autoadhesivas para identificar los alimentos abultados y pon etiquetas para saber cuáles van con cuáles repisas. Esto te ayudará a ti y tu familia a mantener tu alacena ordenada y ayudar a los miembros de la familia a conocer la ubicación de cada artículo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media