Vida

Cómo educar a un pastor australiano

Escrito por jane tyne Google | Traducido por karen angelica malagon espinosa
Cómo educar a un pastor australiano

Los pastores australianos son perros trabajadores hermosos.

Christopher Furlong/Getty Images News/Getty Images

A pesar del nombre, los pastores australianos son una raza estadounidense. De acuerdo con la Asociación de Pastores Australianos en Estados Unidos, el nombre se refiere a la relación de la raza con los ovejeros vascos que se establecieron en Estados Unidos a través de Australia. Se trata de una raza de perro trabajador y necesita un trabajo para que se sienta feliz. Puede ser una excelente mascota familiar mientras sea incluido en actividades familiares, realice mucho ejercicio y trabaje un poco en casa. Algunos problemas de salud se asocian con la raza y las personas que compran un australiano en una perrera deben asegurarse de que sea un lugar ético y tenga buenas relaciones con los clubs locales y nacionales de raza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una correa
  • Un collar
  • Juguetes
  • Premios de entrenamiento
  • Una jaula (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Programa una cita con el veterinario lo más pronto posible, de preferencia antes de elegir a tu cachorro para contar con la cita. Los cachorros necesitan vacunas cada tres semanas hasta que cumplan entre 16 y 18 semanas de edad. Los adultos también necesitan vacunas y pruebas de salud. Habla sobre los posibles problemas de salud que son comunes en los pastores australianos como problemas oculares y dentales, displasia de la cadera y sordera.

  2. 2

    Socializa a tu pastor australiano. Presenta a tu australiano en formas positivas ante la mayor cantidad posible de situaciones, animales, gente y objetos antes de que cumpla 13 semanas de edad. Los perros que no socializan desde que son cachorros cuentan con una tendencia aún mayor a ser agresivos y miedosos. Mira los signos que tu cachorro puede sufrir ante un posible problema de audición o de visión como el miedo inusual a la gente que lo rodea, falta de respuesta ante ruidos fuertes o movimientos rápidos o sobresaltos con facilidad. Ten cuidado de que los perros puedan disimular bien la ceguera y la sordera.

  3. 3

    Entrena a tu pastor australiano en la jaula para que aprenda a acostumbrarse a su casa y a recibir un entrenamiento en esfínteres. Piensa en la jaula como un corral y úsala sólo cuando no puedas supervisar a tu perro. Para los perros cada actividad es un hábito que deben crear; cada almohada mordida o mancha de orina le enseña a tu cachorro australiano a seguir con esa conducta. La jaula ayuda a evitar esos accidentes cuando no puedas supervisarlo. Nunca lo metas a la jaula durante varias horas al día. Necesita ejercitarse y tener interacción. Aunque no quieran ensuciar sus refugios los cachorros no pueden evitarlo durante mucho tiempo. Las jaulas con cuerda son mejores que las jaulas abiertas ya que brindan una mejor ventilación y una mejor vista para el perro.

  4. 4
    Recompensa a tu perro inmediatamente después de que haya realizado un trabajo de forma exitosa.

    Oli Scarff/Getty Images News/Getty Images

    Usa el programa "Nada en la vida es gratuito" dirigido por la Sociedad Humana para enseñarle a tu australiano que debe ganar premios y su atención. Este es un método seguro sin confrontación que enseña a tu perro que no es el líder. El dominio puede ser un problema con los pastores australianos ya que les gusta vivir en manada y se caracterizan por ser pensadores independientes.

  5. 5
    Una buena clase de obediencia es esencial para un pastor australiano.

    Chris Hondros/Getty Images News/Getty Images

    Lleva a tu cachorro de pastor australiano a clases de obediencia. También practica a diario esas clases en casa. Los pastores australianos cuentan con mucha energía, inteligencia y un gran deseo de trabajar y tu entrenamiento determinará si estas cualidades se usan para bien o para mostrar una conducta destructiva. Enséñale a no morder cuando llore en el momento en que ponga su hocico en tu piel. El llanto, como pasa con otros animales, le enseña a los cachorros que incluso la presión más mínima hacia el humano lo lastimará. Así es como aprenden los cachorros a jugar de forma tranquila con sus dueños. El método detendrá las conductas de morder, como lo explica la Sociedad de Humanos de Silicon Valley, éste es un buen ejemplo que puedes seguir. Enseña a los niños a que no corran con el australiano. Los instintos pueden desperdiciar de forma repentina el entrenamiento.

  6. 6
    Los pastores australianos son perros atléticos que necesitan ejercitarse.

    David McNew/Getty Images News/Getty Images

    Ejercita a diario a tu australiano. Las razas de trabajo necesitan ejercitarse mucho. Llévalo a pasear con la correa varias veces al día y también provéelo de un área cercada para que corra sin correa por lo menos dos veces al día. No permitas que el pastor australiano corra con la correa floja, con un nivel alto de energía y con la facilidad de que se meta en problemas de forma inteligente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media