Cómo elaborar yogur en un laboratorio

Escrito por megan shoop | Traducido por gerardo núñez noriega
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo elaborar yogur en un laboratorio
El yogur comienza con un cultivo de bacterias activas y leche. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

El yogur no es sólo un alimento sabroso y rico en calcio, o un complemento para frutas u otros platillos, también puede enseñar lecciones científicas interesantes. Este producto de fermentación láctea contiene un alto nivel de bacterias, el cual le da su distintivo sabor y olor. Estas bacterias ayudan a descomponer la comida en tu estómago e intestinos, lo que ayuda a fortalecer tu sistema digestivo.

Elaborar yogur en un laboratorio no solo demuestra cómo funcionan las bacterias y la fermentación, sino que también le da a los estudiantes un rico premio que pueden consumir cuando terminan de realizar la práctica de laboratorio.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 1 pinta (475 ml) de leche descremada o baja en grasa
  • Sartén pequeña
  • Cuchara
  • Termómetro de caramelo
  • 4 onzas (120 ml) de cultivo vivo de yogur natural
  • Frasco de vidrio
  • Toallas pesadas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Calienta la pinta (475 ml) de leche, descremada o baja en grasa, en una sartén pequeña a fuego medio, agitándola de vez en cuando con una cuchara. Calienta la leche hasta que tu termómetro de caramelo indique una temperatura de 160 grados Fahrenheit (70 grados Celsius).

  2. 2

    Reduce el fuego a medio-bajo, dejando que la leche se enfríe hasta 110 grados Fahrenheit (45 grados Celsius). Calentar la leche de esta manera mata las bacterias dañinas que pueden hacer que se estropee antes de que tu yogur esté listo.

  3. 3

    Vierte las 4 onzas (120 ml) de cultivo vivo de yogur natural en un frasco grande. Usar yogur para hacer yogur puede parecer redundante, pero necesitas las bacterias vivas para crear tu propio fermento de yogur.

  4. 4

    Vierte suficiente leche tibia sobre el yogur para cubrirlo. Con la cuchara, bate el yogur para mezclarlo con la leche. Este es tu fermento.

  5. 5

    Vierte el resto de la leche tibia en el frasco y ciérralo bien. Envuelve el frasco con toallas pesadas y deja reposar por 12 horas. Después de esto, deberías poder tomar fácilmente la leche gelificada, o el yogur, desde el frasco con una cuchara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles