Lifestyle

Cómo entrenar un cachorro de Doberman

Escrito por carol strider | Traducido por mariana groning
Cómo entrenar un cachorro de Doberman

Los cachorros de Doberman crecen hasta pesar entre 66 y 88 libras (29,9 y 39,9 kg).

Photodisc/Photodisc/Getty Images

Los Doberman Pinschers son una raza inteligente y fácil de entrenar. Las claves para entrenar efectivamente a un cachorro de Doberman son la socialización adecuada y la consistencia. Los cachorros entre las edades de tres y 12 semanas son los que mejor aceptan nuevas experiencias, así que la socialización adecuada debe ocurrir durante este período.

Socialización

La socialización es el proceso de introducción a los cachorros a nuevas experiencias temprano en su vida. La socialización adecuada hace que un cachorro sea más seguro y más susceptible al entrenamiento. El miedo inhibe el aprendizaje, y los cachorros son menos propensos a tener una reacción de miedo a algo a lo que han estado expuestos desde una edad temprana. Idealmente, un dueño expondrá a su cachorro a todas las situaciones posibles con las que se encontrará más adelante en vida. Esto incluye niños, multitudes, otros animales domésticos, otros perros, autos y extraños.

Estado de ánimo

Antes de comenzar cualquier sesión de entrenamiento con los cachorros Doberman, los dueños deben estar en el estado de ánimo adecuado, calmado y asertivo. Los perros detectan los estados de ánimo de sus propietarios y responden en consecuencia. Un perro excitado es difícil de entrenar. Los cachorros aprenden a asociar un estado calmado y asertivo con una sesión de entrenamiento.

Consitencia

La consistencia en los comandos es fundamental para el entrenamiento exitoso. Todas las personas en la casa del cachorro Doberman deben utilizar los mismos comandos, o el cachorro se confundirá y no responderá a ningún comando. Un ejemplo común es el comando "Ven aquí". Algunos en el hogar podrían utilizar "ven" mientras que otros "aquí" o "Ven aquí". Asimismo, la consistencia en el refuerzo y la recompensa es crítica. Por ejemplo, a los cachorros sin correa que están persiguiendo a un conejo no se les debe ordenar "ven", porque el comando en esa situación no puede ser reforzado. Un cachorro mandado a "sentarse" no debería ser recompensado con un regalo o alabanza por bajar parcialmente sus patas traseras, sino solamente cuando se sienta por completo.

Sesiones de entrenamiento

Las sesiones de entrenamiento deben ser sólo de 10 a 15 minutos de duración, según el veterinario Race Foster. Más allá de esto, el cachorro puede llegar a resentir la enseñanza, revirtiendo el proceso de aprendizaje. Los entrenadores deben celebrar sesiones diarias y acabar con una nota positiva para obtener el efecto máximo.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media