Cómo esconder verduras en la comida de tu hijo

Escrito por susanne koenig | Traducido por ana maría guevara
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo esconder verduras en la comida de tu hijo
Esconde las buenas cosas y evita peleas en la cena. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Todos los padres y cuidadores tienen problemas para hacer que sus hijos coman verduras. Y aunque el aderezo ranchero funciona bien para hacer que los niños coman sus verduras crudas, no puedes servirla en cada comida. Si estás cansado de las guerras en las comidas por las verduras, pasa al lado tramposo y desliza unas cuantas verduras disfrazadas. Con unos cuantos pasos más, puedes poner verduras en casi todo lo que les guste a tu hijos sin que ellos lo sepan.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Modifica la comida del desayuno de tu hijo para comenzar. Es sencillo añadir salvado de trigo o salvado de avena a la masa de los panqueques para darles a tus hijos ese impulso extra de fibra o poner un par de pedazos de puré de brócoli en los huevos revueltos "verdes". Cocinar panecillos que sean altos en fibra es una excelente forma de comenzar el día, así como introducir a tus hijos a los huevos revueltos con vegetales finamente picados en ellos.

  2. 2

    Esconde verduras en las salsas. Una de las formas más fáciles de poner verduras en la dieta de tu hijo es ponerlas en las salsas. El brócoli y el coliflor cocinados al vapor y hechos puré pueden ser añadidos a una salsa para pasta o lasaña fácilmente sin ser detectados. Esta técnica también funciona con las sopas favoritas de tus hijos, incluso si son enlatadas.

  3. 3

    Desliza una calabaza o batata en el queso a la parrilla. Coge una tajada fina de batata cruda y saltéala en mantequilla. Después de poner el queso en el pan, simplemente desliza la batata encima del queso y arma el sándwich de forma usual.

  4. 4

    Haz batidos. Ocasionalmente, puedes colocar unas cuantas frutas y bayas que tu niño aprenderá a amar. Los bananos, arándanos y fresas son sólo unos de los alimentos sanos que puedes usar.

  5. 5

    Haz panes rápidos. A los niños les encanta el pan de calabacín sin siquiera saber que tiene calabacín. Lo mismo va para el pan de calabaza, el que puede tener un poco de calabacín añadido.

  6. 6

    Inserta verduras en nuevas cacerolas que tu hijo no haya probado antes. Comienza haciendo purés o procesando verduras en pedazos pequeños. A media que los niños comiencen a disfrutar del plano, no tendrás que esconder las verduras y puedes introducir la idea de que las verduras saben bien.

  7. 7

    Investiga libros que se especialicen en añadir verduras a la comida de los niños, como "The Sneaky Chef" por Missy Chase Lapine. Su sitio web, thesneakychef.com, ofrece docenas de recetas y trucos gratis que te ayudan a esconder verduras saludables en la dieta de tu hijo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles