Etapas finales del cáncer canino

Escrito por christina mcdonald-legg | Traducido por florence e. smith
Etapas finales del cáncer canino

Los perros tienen más probabilidades de contraer cáncer que los humanos.

canine portrait image by tim elliott from Fotolia.com

Según la Escuela Veterinaria de Texas A&M, los perros tienen posibilidades de contraer cáncer de piel 35 veces más que los humanos, cuatro veces más de tumores mamarios, ocho veces más probabilidades de contraer cáncer óseo y dos veces más incidencia de leucemia. Debido a que el cáncer es tan común en los perros, es esencial observar los síntomas de cáncer para comenzar un tratamiento. Y si el tratamiento ya no es una opción, debes conocer las etapas finales del cáncer canino.

Otras personas están leyendo

Linfoma

El linfoma es uno de los tipos de cáncer más comunes en perros. Este cáncer maligno afecta los ganglios linfáticos y el sistema linfático, causando bultos redondos, duros en el abdomen, espalda, cuello o la axila del can. En la etapa final del linfoma, la Etapa 5, el cáncer se esparce a la médula ósea. Los perros experimentan disminución del apetito, pérdidas de peso importantes, diarrea y vómitos, así como también apatía, depresión y dificultad para respirar. Ciertos tipos de linfoma pueden causar enrojecimiento o escamosidad en la piel, úlceras cerca de los labios y almohadillas plantares, picazón y bultos en la piel.

Hemangiosarcoma

Este tipo de cáncer de tejidos blandos agresivo, de alto grado, ataca las células que alinean los vasos sanguíneos y puede esparcirse rápidamente, causando tumores en casi cualquier lugar del cuerpo mientras crea formaciones similares a ampollas que interrumpen el funcionamiento normal del órgano. Además de ser un tipo de cáncer común en perros de mediana edad, el hemangiosarcoma es prácticamente un asesino silencioso, ya que suele no ser detectado hasta la etapa avanzada. La mayoría de los perros mueren por sangrado interno intenso, pero el sangrado visible que no puede cortarse, generalmente en la nariz, son un buen indicador de este tipo de cáncer. En la etapa avanzada, los perros sufren de síntomas relacionados a pérdidas de sangre, fatiga, debilidad, membranas mucosas en los ojos y en la boca, hinchazón abdominal y depresión.

Osteosarcoma

Este tipo de cáncer óseo maligno y altamente agresivo suele afectar los huesos de los perros. Los tumores óseos pueden causar cojeras, y el dolor y la hinchazón ya son obvios a medida que el tumor aumenta de tamaño. En la etapa final, el cáncer ya se habrá esparcido más allá de su lugar inicial y el perro sufrirá dolor, lo cual puede causar irritabilidad, pérdida de apetito, pérdida de peso, agresividad, lloriqueos e insomnio.

Cáncer de mamas

Como las mujeres humanas, las perras tienen glándulas mamarias, las cuales pueden desarrollar cáncer de mamas, especialmente si el perro no fue castrado luego de su primer o segunda menstruación. De hecho, las perras no castradas tienen siete probabilidades más de desarrollar cáncer de mama que las castradas, debido a la influencia hormonal que causa mutaciones en las células del tejido mamario. La etapa final del cáncer de mamas incluye tumores grandes o extremadamente invasivos, sarcomas y esparcimiento a otras partes del cuerpo. Los síntomas pueden consistir en hinchazón o desarrollo anormal con forma irregular, sangrado o úlceras. Además, la perra puede tener mucha tos, perder el apetito, y tener dificultades respiratorias.

Tumor de mastocitos

Los tumores de mastocitos son un tipo de cáncer común, maligno en los perros. Los mastocitos son las células del sistema inmune responsables de las alergias. Los tumores pueden encontrarse en todos los tejidos del cuerpo, pero suelen formar tumores en la piel, que lucen como masas nodulares que pueden ser blandas o duras al presionar. Dichos tumores son el signo más obvio del cáncer de mastocitos y pueden aparecer en grupos de bultos grandes en la superficie de la piel. Se encuentran comúnmente en la cabeza y el cuello; parecen hinchados, ulcerados y a veces son muy dolorosos. Un indicador del cáncer de mastocitos es un cambio arbitrario de forma o tamaño de los tumores, incluso a diario. En la etapa final de dicho cáncer, el perro puede perder el apetito, vomitar, sentir dolor abdominal, apatía, anorexia y respirar con dificultad.

Cáncer de melanoma y células escamosas

Los cánceres de piel son el tipo de cáncer más común en los perros, los cuales ocurren principalmente en los canes de mediana edad y más grandes. El cáncer de piel puede desarrollarse en la superficie de la piel (superficial) o bajo la piel (subcutáneo), y oscila entre benigno y maligno, por lo cual es importante controlar la piel del perro consistentemente para estar consciente de cualquier cambio en la piel. En las etapas avanzadas del cáncer de piel, el perro comenzará a exhibir tumores, que pueden cambiar de color, ponerse escamosos o costrosos o sangrar fácilmente. Según la ubicación y la progresión del tumor, los perros pueden experimentar vómitos, pérdida de apetito, apatía, sangrado, cicatrización tardía y el aumento de tamaño de los ganglios linfáticos.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media