Cómo usar la graviola

Escrito por meg butler | Traducido por ana pérez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar la graviola
(Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

La graviola es un árbol perenne pequeño que tiene hojas grandes y brillantes y un fruto amarillo verdoso con forma de corazón. Su hábitat son las áreas silvestres de los trópicos y del Amazonas. Aunque las poblaciones nativas de esas áreas conocen las propiedades medicinales de la graviola desde hace siglos, la medicina occidental recién está comenzando a investigar las propiedades curativas de esta planta. Continúa leyendo para descubrir cómo las hojas, la corteza, las semillas y la fruta de la graviola puede utilizarse para combatir varias enfermedades.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Cómo usar la graviola

  1. 1

    Come la fruta de la graviola si puedes conseguirla. En los trópicos, esta fruta se vende en los mercados locales (donde también se llama guanábana). Esta fruta ácida y deliciosa se utiliza para preparar bebidas y postres congelados o bien se come sola. Sin embargo, además de ser sabrosa, la fruta y el jugo de fruta de la graviola también se ingieren para combatir parásitos intestinales, para bajar la fiebre, para incrementar la producción de leche materna y para detener la diarrea.

  2. 2

    Prepara té con las hojas y la corteza de la graviola. Este té amargo se usa para tratar una amplia variedad de enfermedades y afecciones incluyendo el insomnio, la hipo e hipertensión, las convulsiones y la diabetes.

  3. 3

    Prepara aceite de graviola aplastando las hojas y las frutas sin madurar y mezclándolas con aceite de oliva. Cuando se frota sobre la piel, este aceite puede ayudar a combatir la neuralgia, el reuma, la artritis, los forúnculos, las irritaciones, los sarpullidos y otras enfermedades dermatológicas.

  4. 4

    Tritura las semillas de la graviola por sus propiedades pesticidas. Cuando se trituran hasta que se convierten en polvo, pueden utilizarse para combatir la pediculosis. Las semillas de graviola trituradas pueden utilizarse para combatir los parásitos externos e internos.

  5. 5

    Espera a que fabriquen la pastilla. En 1976, un estudio realizado por el Instituto Nacional de la Lucha contra el Cáncer identificó un compuesto químico que podría utilizarse en el futuro para combatir las formas de cáncer que son muy resistentes. Actualmente, las compañías farmacéuticas y las universidades están investigando la graviola para desarrollar una nueva forma de quimioterapia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles