Una guía para comer langosta

Escrito por bri james | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Una guía para comer langosta
(Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

Aunque las langostas están entre las comidas preferidas, partir a una de estas criaturas crustáceas no es una tarea simple. Mientras te regodeas sobre la carne vaporizada de este marisco dentro de los rollos de langosta y ravioles, ensaladas y platos principales, ¿cómo hacer para penetrar y sacar esa apetitosa carne de la muy bien construida coraza roja? No dejes que esa coraza se interponga entre tú y la deliciosa comida que está frente a ti. Con un poco de paciencia, un par de herramientas y el deseo de ensuciar tus manos, comer langosta no tiene por qué ser una tarea desalentadora.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una olla grande
  • 1 cuarto de agua
  • Un cuchillo grande de cocina o tijeras de cocina
  • Un abridor de nueces
  • Un pincho, un tenedor para fondue o uno para mariscos
  • Limón
  • ¼ de taza de manteca

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cocina la langosta. Llena una olla grande con 1 cuarto de agua y hazla hervir. Tira la langosta adentro y cocina por unos 10 a 12 minutos. Una vez que se ponga totalmente roja, quítala de la olla y ponla debajo del agua fría de la canilla para detener el proceso de cocción.

    Una guía para comer langosta
    (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)
  2. 2

    Sostén la langosta firmemente del cuerpo y rompe las pinzas retorciéndolas en sentido a las agujas del reloj. Haz lo mismo con la cola. Pon estas piezas que quitaste a un lado.

    Una guía para comer langosta
    (Jeffrey Hamilton/Lifesize/Getty Images)
  3. 3

    Quítale las patas usando el mismo movimiento que usaste para separar las pinzas. Usa el pincho para remover la carne de la concha, insertándolo por la parte de abajo de la pata y empujando la carne hacia la parte de arriba.

    Una guía para comer langosta
    (Comstock/Comstock/Getty Images)
  4. 4

    Remueve la carne que quedó en la cola, las pinzas y las articulaciones de las patas. Luego de quitarle las extremidades a la langosta, seguramente quedará carne en las articulaciones. Remuévela usando tus dedos o con un pincho para mariscos. Raspa los bordes de las ariculaciones y remueve de allí toda la carne.

    Una guía para comer langosta
    (Jeffrey Hamilton/Lifesize/Getty Images)
  5. 5

    Toma las pinzas y quítales la carne usando un cascanueces o la tijera de la cocina. Haz varias rajaduras alrededor y rompe la coraza para llegar a la carne. También puedes cortar desde la parte de abajo de las garras, hasta arriba, insertando la tijera en la abertura y cortando a lo largo de la curvatura de la misma. Retira la concha de la carne una vez que hayas hecho la incisión.

    Una guía para comer langosta
    (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)
  6. 6

    Toma firmemente la cola y tira de la aleta que está al final de ella. Pon un dedo adentro de esta abertura y tira hacia afuera la carne. También puedes usar una pinza de cocina para cortar la cola por el medio. Inserta la tijera en la parte ancha de la cola y corta hasta el final. Quita la concha de la carne.

    Una guía para comer langosta
    (Jeffrey Hamilton/Lifesize/Getty Images)
  7. 7

    Sirve la langosta con limón y manteca derretida. Aunque se la puede comer sola, puedes poner limón exprimido sobre la carne y después sumergirla en manteca derretida para que tenga un sabor extra.

    Una guía para comer langosta
    (Alexandra Grablewski/Lifesize/Getty Images)

Consejos y advertencias

  • Cualquier carne que esté negra está poco cocida y puede ser inseguro comerla.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles