¿Qué puedo hacer cuando he usado demasiada pimienta?

Escrito por kyra sheahan | Traducido por lucrecia garcía
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué puedo hacer cuando he usado demasiada pimienta?
Añade un chorrito de limón para neutralizar la pimienta. (Zedcor Wholly Owned/PhotoObjects.net/Getty Images)

Accidentalmente añadir demasiado de una especia es una metida de pata culinaria que le sucede a chefs experimentados y novatos por igual. Cuando te das cuenta de que has añadido demasiada pimienta a tu plato, una reacción común es pensar que la comida se ha echado a perder. Sin embargo, con los ingredientes adecuados puedes revivir tu comida y equilibrar el sabor picante.

Otras personas están leyendo

Diluye el plato

Una forma de minimizar la cantidad de pimienta que tu plato contiene es diluirlo. Diluir un plato significa agregar más ingredientes hasta que el sabor se vuelva más suave. Por ejemplo, si añades demasiada pimienta negra o roja de cayena a una salsa de espaguetis, se puede arreglar añadiendo más salsa o tomate. En un escenario de sopa a base de crema, diluye tu plato picante con otra dosis de leche, crema o queso, que ya es parte de la receta. Recuerda que si diluyes tu plato, también puede ser necesario volver a equilibrar los otros sabores, como el ajo en polvo, cebolla y sal, para que la comida tenga el sabor que quieres. Pero al menos la pimienta no será tan fuerte.

Condiméntala

Corta el sabor picante añadiendo más sal al plato. La sal es un contraste eficaz para el calor que la pimienta negra o roja de cayena emite. También puedes enmascarar el sabor con excesiva pimienta mediante la mejora del resto de los sabores en tu plato. Dobla la cantidad de polvo de ajo, chile en polvo y pimentón, por ejemplo, para que la pimienta no sea el condimento principal que pruebes cuando comas la comida.

Quítala

Si utilizas accidentalmente demasiada pimienta en tu plato, pero la pimienta está contenida a una sola área, puedes sacar algo de ella con una cuchara. Basta rozar la superficie de la comida con la cuchara hasta obtener la cantidad de pimienta que deseas. Si añades demasiada pimienta a algo como una ensalada de hojas, elige los vegetales que están arriba que tengan más pimienta y quítalos. Puedes sustituirlos por nuevas verduras que no tengan especias.

Chorrito de cítrico

Un chorrito de limón o de lima en el plato puede ayudar a equilibrar el sabor picante. El limón y la lima son ácidos que ayudan a aliviar a los que se queman la boca con pimientos picantes. Como tales, puedes exprimir estos productos en tu comida para neutralizar también el sabor de la pimienta.

Enjuaga la comida

Agregar demasiada pimienta a algo parecido a una pasta te da la opción de enjuagar tus fideos. Coloca los fideos en un tamiz o colador y colócalos bajo un chorro suave de agua. Esto eliminará las especias de los fideos, lo que te permitirá empezar de nuevo. Seca los fideos un poco antes de agregar tus especias o salsas nuevamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles