Comida

Cómo hornear un pollo con huesos

Escrito por b.t. alo | Traducido por adriana de marco
Cómo hornear un pollo con huesos

Aprende a hornear el pollo con huesos perfecto.

Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

El pollo es una de las carnes favoritas del mundo y viene en una variedad de cortes diferentes. El pollo deshuesado es generalmente usado para hacerlo frito y otras recetas que requieran que las porciones de carne se cocinen rápido. El pollo con huesos, ya sea entero o en piezas, requiere más cocción, pero también tiene más gusto. Los cortes, como las alas, los muslos y las patas, son más simples para hornear con hueso que un pollo entero o una pechuga con hueso, puesto que estos últimos cortes necesitan ser tratados con más fineza.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Horno
  • Un pollo entero de 6 a 8 libras (2,7 a 3,6 kilos)
  • Toallas de papel
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva
  • Una asadera para horno
  • Bandeja enrejada
  • Pechugas con huesos
  • Condimento a elección para frotar
  • Un sartén seguro para freír
  • Una asadera (opcional)
  • Alas de pollo
  • Patas de pollo
  • Marinada a tu elección

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Pollo al horno entero

  1. 1

    Pre-calienta el horno a 450° F (232° C). Lava un pollo de 6 a 8 libras (2,7 a 3,6 kg ), por adentro y por afuera y sécalo con una toalla de papel.

  2. 2

    Condimenta el pollo, por adentro y por afuera con pimienta fresca recién molida y sal. Usa un poco de aceite de oliva si quieres. Otra combinación de condimento que puedes usar son las hierbas frescas o secas y jugo de limón o de naranja.

  3. 3

    Coloca una bandeja enrejada dentro de una asadera para horno, allí coloca el pollo con las pechugas hacia arriba. Coloca la asadera en el medio del horno precalentado y cocina por 1 hora y 15 minutos.

  4. 4

    Saca el pollo del horno y colócale un termómetro en la parte más gruesa de la pechuga hasta que esté justo sobre el hueso. Si la temperatura está entre los 170 y 180 ° F (77 a 82° C), el pollo está listo. Si no, déjalo en el horno por otros 15 minutos y vuelve a controlar la temperatura.

  5. 5

    Saca el pollo del horno y déjalo descansar cubierto por otros 15 minutos antes de cortarlo o servirlo.

    Pechuga de pollo

  1. 1

    Pre-calienta el horno a 450° F (232° C); lava las pechugas con hueso y sécalas con toallas de papel.

  2. 2

    Frótalas con aceite de oliva, y con el condimento que hayas elegido. Lo más simple es ponerles sal y pimienta, aunque también les puedes poner pan rallado con hierbas y especias secas o frescas.

  3. 3

    Calienta una asadera para horno sobre fuego medio y coloca en ella las piezas de pollo, con la piel hacia abajo. Déjalas así para que la piel se dore por unos 3 minutos.

  4. 4

    Coloca la asadera en el horno precalentado. Si no tienes una asadera para horno, ponlas en una de repostería. Cocina por 15 minutos.

  5. 5

    Remueve las pechugas y ponles el termómetro en la parte más gruesa. Si tienen una temperatura de 160 a 165° F (71 a 74° C), están listas; si no vuelve a ponerlas en el horno por otros 5 minutos y al final de ese tiempo contrólalas. Cuando las saques deja que descansen por 5 minutos antes de servirlas.

    Alas y patas

  1. 1

    Cubre las alas y las patas con la marinada que prefieras o con una capa de tus condimentos preferidos. Las marinadas de miel y soja van bien para las alas, mientras que una india picante o tandoori va bien para las patas. Pre-calienta el horno a 350° F (177° C).

  2. 2

    Coloca las alas o las patas espaciadas en una bandeja de repostería a la que hayas aceitado antes. Trata de no poner demasiadas piezas en la bandeja para que no se toquen entre ellas, porque de esa manera puedes inhibir la cocción.

  3. 3

    Hornea por 20 minutos, sácalas y dalas vuelta y vuélvelas a poner en el horno por otros 20 minutos.

  4. 4

    Inserta el termómetro en la porción de cada una de las piezas que tenga más carne. La temperatura debe estar entre los 170 y los 180° F (77 a 82° C). Si es menor, vuélvelas al horno y contrólalas cada 5 minutos. Sácalas del horno y déjalas descansar por unos 10 minutos antes de servirlas.

Consejos y advertencias

  • La carne de las alas y de las patas del pollo queda ligeramente rosa, hasta cuando está cocida. Busca la temperatura correcta de la carne y sus jugos en lugar del color de la misma para saber si el pollo está cocido o no.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media