Ideas para escribir una carta a un paciente con cáncer

Escrito por ellen dowling | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Ideas para escribir una carta a un paciente con cáncer
Lo importante es que uses tus propias palabras. (card image by Olga Struk from Fotolia.com)

Es difícil saber qué decir cuando alguien que conoces no se siente bien. Es doblemente difícil saber qué escribir en una tarjeta cuando un ser querido o un amigo vive con cáncer. Lo importante es que uses tus propias palabras; una tarjeta comprada no tiene ni la mitad del poder emocional que una tarjeta escrita por ti. Pero, ¿por dónde empezar?

Otras personas están leyendo

Prueba con un poco de humor

Si sabes que el paciente tiene un buen sentido del humor, puedes animarlo mucho con una historia divertida. Lo más fácil sería copiar una broma que escuchaste (o leíste) recientemente, una que te haya hecho reír (y te haya hecho pensar que al paciente le parecerá graciosa también).

Por ejemplo, si a tu amigo le encanta el golf, podrías comenzar tu mensaje así: "Querido [Nombre del paciente]: ¡Deténme si ya has escuchado esto antes! Hace poco estaba jugando un partido de golf con un joven agradable. En el primer hoyo, que fue un largo par cuatro con agua a la derecha y un profundo barranco a la izquierda, el joven sacó un estuche nuevo de pelotas, colocó una sobre el soporte y de inmediato la golpeó y la tiró hacia el agua a la derecha. Sin dejarse intimidar, sacó otra bola del y de un golpe la mandó al barranco. Luego tomó la última bola del estuche y también la golpeó hacia el agua. Metió la mano en su bolso y sacó otro estuche nuevo de pelotas. '¿Por qué no golpeas una pelota vieja?', le pregunté. Él respondió: 'Nunca he tenido una pelota vieja'. ¡Con amor, de un aficionado a otro!"

Una idea incluso mejor es relacionar una historia sobre algo divertido que te haya pasado hace poco, tal vez en el trabajo o en casa con tu familia. Podrías comenzar tu mensaje de esta manera: "Querido [Nombre del paciente] Tenía que escribirte y contarte algo divertido que nos pasó a mí y los chicos el otro día...".

Ofrece un poco de inspiración

Puedes utilizar una cita significativa como un trampolín para tu propio mensaje. Por ejemplo, "No son los años en tu vida lo que cuenta. Es la vida en tus años" (Abraham Lincoln). Que la cita te inspire a añadir más: "Querido [paciente], sólo quería que supieras lo mucho que he valorado tu amistad durante estos últimos [número de] años. Me has ayudado cuando... Has estado allí para mí cuando... Tu vida siempre ha sido un tesoro para mí". Si el paciente es terminal, eso puede ser suficiente. Si el paciente tiene buenas esperanzas de recuperación, es posible continuar con: "Espero muchos más años de tu amistad y amor."

Aquí hay algunas citas inspiradoras más que pueden resultar apropiadas para tu situación: "Hay días en que no habrá una canción en tu corazón. Canta de todos modos." (Emory Austin). "El valor es el miedo que ha dicho sus oraciones". (Dorothy Bernard). "En tiempos de prueba, la familia es lo mejor." (Proverbio birmano). "Cuando llegues al final de tu cuerda, ata un nudo y espera." (Franklin D. Roosevelt).

Escribe desde el corazón

Imagina que estás sentado al lado del paciente. ¿Qué dirías si estuvieras hablando con él? Escribe eso.

También podrías considerar lo que desearías que alguien te dijera si fueras el paciente. ¿Te gustaría ser animado? ¿Te gustaría ser compadecido? Mira dentro de tu propio corazón y sabrás qué escribir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles