La influencia del clima en la tierra

Escrito por john friedlein | Traducido por anya briceño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
La influencia del clima en la tierra
El clima de una región afecta la composición del suelo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Desde la temperatura hasta la lluvia, el clima afecta el suelo de muchas maneras. Por ejemplo, las condiciones meteorológicas pueden barrer con minerales que ayudan a determinar la cantidad de material orgánico incorporado en la tierra. Además, el tipo de vegetación que crece en un clima en particular cambia la calidad del suelo.

Otras personas están leyendo

Precipitaciones y vientos

El suelo en áreas secas tiende a tener una consistencia más tosca porque hay menos agua, según “The Physical Environment: An Introduction to Physical Geography” de Michael E. Ritter. La lluvia también transporta materiales como iones disueltos a través de la tierra y se lleva el humus lejos de las capas superficiales. Según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, los ríos y los sedimentos afectan la composición del suelo, dependiendo de qué tan rápido fluyen. En climas más fríos, las tierras arrastradas por los vientos se mudan de un lugar a otro. En lugares como el medio oeste, los depósitos margosos se acumulan en la tierra después de haber sido arrastrados por el viento a esa área, cubriendo el suelo traído mucho antes por glaciares durante la era de hielo.

Temperatura

El frío y el calor afectan el suelo de muchas maneras. Los materiales orgánicos se acumulan en las tundras porque no hay muchas bacterias para descomponerlos. Por otro lado, las bacterias en los trópicos descomponen tan rápido los desechos sobre el suelo del bosque que las plantas absorben rápidamente los nutrientes. Según Mount St. Mary’s University, otro papel que la temperatura juega es que el congelamiento y el deshielo ayudan a desintegrar las sustancias que originan la tierra.

Reciclaje y acidez

Según Ritter, el clima también ejerce influencia sobre la vegetación de una región, la cual, a su vez, ayuda a determinar la composición química del suelo, de la que las plantas dependen para obtener nutrientes. Por ejemplo, los restos de un árbol de pino crean suelo ácido en áreas frías y húmedas; y los árboles perennifolios en estos bosques no necesitan absorber tantos nutrientes. Por otro lado, los árboles caducifolios requieren más comida del suelo; reciclar estas sustancias mantiene un nivel elevado de bases disolventes.

Elevación

Las colinas provocan efectos climáticos a pequeña escala que pueden influir en la composición del suelo. Según Ritter, una pendiente puede alterar el ángulo del sol y afectar el calentamiento y la evaporación. La dirección de la pendiente también modifica cómo el sol afecta tanto al suelo como a las plantas que crecen allí. Las colinas en dirección al sur reciben más luz solar, lo que seca y calienta el suelo. Según Mount St. Mary’s., aspectos como la longitud y el grado de inclinación de una pendiente pueden cambiar cómo bajan por ella las aguas de una cascada, y, por lo tanto, el grado de erosión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles