Cómo limpiar y deshuesar una trucha

Escrito por joshua white | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo limpiar y deshuesar una trucha
Limpia y deshuesa la trucha para tenerla lista para cocinar. (Hemera Technologies/Photos.com/Getty Images)

La trucha es un pescado que comúnmente es atrapado, cocinado y preparado después de los viajes de pesca. Muchas medidas se deben tomar desde el momento en que el pez sale del agua hasta el tiempo que se cocine. Uno de los pasos más importantes es asegurarse de que la trucha se limpie y se deshuese. Su limpieza y deshuesado se debe hacer correctamente para que la trucha pueda consumirse sin riesgos. Aprende los pasos para que la preparación de tu trucha pueda ser una brisa la próxima vez.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Mesa
  • Agua

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Corta la cabeza de la trucha y deséchala. Raspa las escamas utilizando el cuchillo.

  2. 2

    Coloca la trucha sobre su espalda. Inserta el cuchillo en la cavidad anal en la parte inferior de la trucha. Corta en línea recta desde la cavidad anal todo el camino hacia la cabeza en la parte delantera.

  3. 3

    Llega al interior de la incisión que hiciste en la base de la trucha y quita las entrañas con tu dedo. Lava el pescado con agua fría y quita la línea de sangre que corre por la columna vertebral de la trucha pasándole tu dedo.

  4. 4

    Desliza el cuchillo a lo largo de la columna vertebral en la base de la caja torácica. Haz un corte de manera que el cuchillo se deslice hacia arriba a lo largo de la parte exterior de la caja torácica. Repite este procedimiento para el otro lado de manera que ambos lados de la trucha estén en posición plana con la caja torácica en el medio.

  5. 5

    Gira lateralmente el cuchillo y deslízalo debajo de la caja torácica moviéndolo desde atrás hacia el frente a medida que los huesos son levantados y retirados.

  6. 6

    Gira el cuchillo boca arriba y deslízalo a lo largo de cada lado de la trucha para retirar los huesos que quedan en los lados.

  7. 7

    Coloca la trucha en agua fría y lava la sangre o vísceras que hayan quedado. Usa tu dedo a lo largo por donde se encontraba la base de la columna vertebral para quitar la línea de sangre.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles