Hogar

Limpieza de almohadas con trigo sarraceno

Escrito por elan kesilman | Traducido por maria eugenia gonzalez
Limpieza de almohadas con trigo sarraceno

La almohadas de trigo sarraceno duran más tiempo que las rellenas con fibra.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

El trigo sarraceno es un pseudo cereal que crece fácilmente en todo el mundo y tiene importantes beneficios nutricionales. No obstante, el grano comestible no es la única parte utilizable de la planta. Las plantas de trigo sarraceno pueden evitar la erosión del suelo o ayudar a retener la humedad. Las cáscaras resistentes del trigo sarraceno también pueden usarse, y uno de esos usos es para rellenos para almohadas. Aunque las almohadas rellenas con trigo sarraceno no son comunes, hay ventajas al utilizarlas y no son difíciles de limpiar y mantener.

Historia de las almohadas de trigo sarraceno

Según el Consejo de Cereales Integrales, los primeros registros de cultivo de trigo sarraceno existen en la región de los Balcanes alrededor del 4000 a.C., pero rápidamente se afianzó en Asia, donde se convirtió en esencial. Por lo tanto, no es una sorpresa que los países asiáticos fueran los primeros en usar las cáscaras del trigo sarraceno en almohadas. Esta práctica se expandió por Europa y en América del Norte por medio de los colonizadores.

Ventajas

La principal ventaja de usar el trigo sarraceno como relleno para almohadas es su durabilidad. Las cáscaras de trigo sarraceno no se comprime como la fibra, por lo tanto las almohadas duran más tiempo que las rellenas con fibras. Las cáscaras también son más resistentes a los ácaros y los hongos, aumentando la durabilidad de las almohadas. Además, las cáscaras de trigo sarraceno en almohadas permiten que el aire circule bien, lo que ayuda a mantener la cabeza fresca en verano y cálida en invierno.

Mantenimiento general

Las almohadas de trigo sarraceno requieren un cuidado mínimo que es bastante diferente a mantener una almohada rellena de fibras. Tienen una cubierta exterior, similar a una funda, que se retira fácilmente. Lava esta cubierta exterior cuando sea necesario como lo harías con una funda. Para refrescar toda la almohada de trigo sarraceno, simplemente colócala unas horas al sol una vez al mes. Esto airea el relleno de la almohada, eliminando la mayoría de los olores.

Limpieza en profundidad

Cada algunos meses, una almohada de trigo sarraceno puede requerir una limpieza más profunda. En este caso, quita la cubierta exterior y lávala como harías en el mantenimiento general. Abre la cubierta interior y vacía las cáscaras de trigo sarraceno en una bolsa de plástico. Da vuelta la cubierta interior al revés y saca las cáscaras que quedaron en las esquinas y las costuras y llévala a la lavadora. Cuando ambas cubiertas estén lavadas y secadas, simplemente vuelve a colocar las semillas en la interior, cierra y cubre con la exterior. Si en el proceso se perdieron algunas cáscaras de trigo sarraceno, puedes reemplazarlas consiguiéndolas en la mayoría de los fabricantes de almohadas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media