Pasatiempos

Métodos para el control de la erosión del viento

Escrito por phil whitmer | Traducido por cesar daniel gonzález ménez
Métodos para el control de la erosión del viento

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La erosión del viento tuvo un efecto importante en la creación del Cuenco de polvo (Dust Bowl) de los años treinta. La sequía y las prácticas agrícolas contribuyeron al daño causado por el viento. En los climas áridos alrededor del mundo, el viento es la causa principal de erosión. En los Estados Unidos, la erosión del viento es un problema que afecta 75 millones de acres (30,351,408.61 hectáreas) de tierra. Aproximadamente 5 millones de acres (2,023,427.24 hectáreas) de tierra estadounidense se dañan cada año por la erosión del viento.

Otras personas están leyendo

Efectos

Conforme el viento gana velocidad para soplar por las tierras despejadas, este quita las partículas de suelo más ligeras y finas. La materia orgánica de la capa más fértil del mantillo es la primera capa que se lleva el viento. Los campos de agricultura arados, con una capa superior pulverizada, son más susceptibles a los efectos del viento. En los climas áridos el viento sopla la arena de las dunas para que se muevan en dirección del viento predominante. La corteza sedimentaria de las capas del suelo se degrada por los vientos fuertes frecuentes.

Cultivos de cobertura

Uno de los métodos más efectivos para controlar la erosión es plantando cultivos de cobertura de hierba. La tierra descubierta y sin protección es vulnerable a los efectos de los fuertes vientos. Los cultivos de coberturas se conocen como "estiércol verde" o abono de cultivo vivo. Se plantan después de que se cosecha el primer cultivo, protegen la tierra reteniendo la humedad y manteniendo el suelo unido con su sistema de raíces. Los cultivos le dan materia orgánica al suelo, incrementando su cohesión y resistencia al viento.

Barreras contra el viento

Durante los años del Cuenco de polvo, las barreras contra el viento de rápido crecimiento eran densos pabellones de árboles como el naranjo de los osage (cobertura de manzana) que se plantaban alrededor de los perímetros de los campos de cultivo para prevenir la erosión. Las fajas de protección de arboles plantadas en las áreas a sotavento de los campos disminuían la velocidad del viento y detenían las partículas transportadas por este. Otras plantas que tenían la misma función protectora eran los pastos perennes altos y los girasoles. Se llamaba cultivos de tira de viento cruzado a las plantas que se distribuían de manera perpendicular en la dirección del viento predominante.

Labranza

Ciertos métodos y técnicas de labranza ayudan a reducir la erosión del viento. Los cultivos sin labrar no rompen la superficie del mantillo, por lo que queda más compacto y menos granulado. El maíz, el frijol de soya y otros detritos de cultivo dejan en el suelo una especie de abono orgánico que lo protege del viento. La labranza del contorno que sigue las curvas de las pendientes y las colinas puede prevenir que se formen los ventarrones. Los surcos del arado con cadenas altas ayudarán a disminuir la erosión.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media