¿Qué ocurre con una casa cuando el propietario muere y el albacea no cumple con su obligación?

Escrito por angie mohr Google | Traducido por vittore notabene
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué ocurre con una casa cuando el propietario muere y el albacea no cumple con su obligación?
El patrimonio debe utilizarse para pagar la hipoteca de la casa o enfrentar la ejecución hipotecaria. (Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images)

Cuando un propietario muere, todas las propiedades inmediatamente pasan a ser parte del patrimonio de sucesión y un albacea es asignado para administrar los bienes, saldar las responsabilidades financieras y transferir los activos netos a los beneficiarios del testamento. Si hay una hipoteca pendiente sobre la casa del difunto,el patrimonio debe cubrir los pagos de la hipoteca hasta que la casa se venda o distribuya.

Otras personas están leyendo

Fideicomiso testamentario

Antes de que los bienes del difunto sean transferidos a los beneficiarios, ingresan en un fideicomiso inmobiliario automáticamente. Algunos de estos activos probablemente pasen por un proceso de sucesión, lo que significa que un juez evalúa la validez de los reclamos de los beneficiarios y del testamento y garantiza una distribución equitativa de los bienes. Además, antes de transferir los activos, el albacea de la herencia es responsable de rastrear las deudas pendientes y saldarlas utilizando los activos inmobiliarios. En algunos casos, esto implicará vender activos para pagar la deuda. Si el difunto no tenía un seguro de vida o seguro hipotecario para pagar la hipoteca, puede ser necesario vender la casa para saldar la deuda, salvo que el beneficiario previsto esté dispuesto y sea capaz de hacerse cargo de la hipoteca.

Hipotecas

Si el albacea no garantiza el pago de la hipoteca, aunque la casa sea parte del fideicomiso inmobiliario, el prestamista hipotecario tienen los mismos derechos de ejecutar la hipoteca como lo haría contra cualquier otra persona. Generalmente el prestamista no iniciar el proceso de hipotecario hasta que la deuda tenga 90 días de mora o más; este plazo puede ser mayor si conoce que el patrimonio se encuentra en proceso de liquidación. Sin embargo, si el patrimonio no alcanza para hacer los pagos hipotecarios y ningún beneficiarios se ofrece a asumir la hipoteca, el albacea debe poner la casa en el mercado mucho antes de que el prestamista intente ejecutar la hipoteca. Si el banco se apodera de la casa y la vende por menos del valor de la hipoteca, el prestamista puede instaurar un juicio por deficiencia ante la corte y aprovechar otros bienes de la herencia.

Incautación de otros activos

En muchos estados, a los prestamistas se les permite instaurar un juicio para cobrar el déficit adeudado después de la venta de la casa. Este juicio les permite incautar otros bienes de la herencia, o incluso aprovecharlos y venderlos. Esto puede dejar vulnerable al patrimonio frente a una perdida de valor. El prestamista puede obtener una amplia gama de posibilidades de incautación y puede afectar el patrimonio al tomar carteras de inversión con pérdidas no realizadas o bienes especializados que sean valiosos pero de difícil venta.

Destitución del albacea

Si parece que el albacea no está cumpliendo con sus funciones adecuadamente, y esto está afectando el valor de la propiedad, los beneficiarios pueden solicitar a la corte reemplazarlo por otro albacea, por ejemplo un contador o un abogado de bienes. En algunos estados, el juez también puede congelar una ejecución hipotecaria pendiente sobre los activos patrimoniales hasta que se haya nombrado un nuevo albacea y se hayan hecho los acuerdos de pago.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles