DESCUBRIR
×

Pan grisín

Los panes grisines son una una variedad seca y crujiente de palillos de pan, originarios de la región de Turín al norte de Italia. El grisín tiene aproximadamente el mismo tamaño que un bolígrafo o un lápiz, pero a veces suele ser más largo. Aunque los grisines se consumen en todo el mundo, este tipo de pan se considera un alimento básico de la cocina tradicional italiana.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Orígenes

Existe más de una leyenda que cuenta la historia de la primera tanda de panes grisines. El primer relato más creíble cuenta que el panadera de la corte, Antonio Brennero, creó los grisines en el siglo XVII para tratar las úlceras del duque Vittorio Amedeo II. La leyenda dice que la falta de humedad en el pan generaba un efecto terapéutico, efectivo para curar las úlceras del duque. Otra leyenda afirma que en el siglo XIII, el pan se vendía por piezas, en un lugar de gramos, y se cree que, por ese motivo, los grisines se convirtieron en panes más livianos y cortos, porque la inflación era galopante.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Características

En gran medida, el pan grisín se elabora para que sea seco y crujiente. La mayoría de las recetas requieren que este tipo de pan se hornee hasta que tome un color marrón dorado. A menudo se sirve como aperitivo, ya sea sólo o envuelto en una rebanada de jamón prosciutto como entremés. Además, los grisines son muy sabrosas, incluso cuando los consumes sin ningún acompañamiento, ya que a menudo se espolvorea polvo de ajo sobre el pan y se los hornea con mezclas de hierbas italianas tradicionales, romero y orégano.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Ingredientes

Tradicionalmente, los grisines de pan están compuestos de harina y levadura como los principales ingredientes. Muchas recetas también requieren sal, agua y aceite de oliva. En algunas variedades, también se agregan miel, azúcar y diversos tipos de especias. Puedes añadir tomillo, pimienta molida, romero y comino directamente a la masa durante la mezcla. Por último, se esparce sal sobre la masa enrollada del grisín justo antes de hornearla.

Martin Poole/Photodisc/Getty Images

Otras tradiciones

En general, el pan grisín se sirve generalmente como un aperitivo para los invitados hambrientos mientras esperan el plato principal, como pasta, aunque a veces los grisines se sirven como acompañamiento de los platos de comida. A menudo se consume vino y aceitunas con los panes grisines. Estos panes son artículos indispensables que un anfitrión debe tener al alcance cuando deba alimentar a un grupo inesperado de invitados a la cena. Incluso el dicho popular dice que los grisines ayudan a los bebés a calmar el dolor que sufren durante la dentición.

Jupiterimages/Comstock/Getty Images