Personalidades tipo A, B y C en el trabajo

Escrito por michael e carpenter | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Personalidades tipo A, B y C en el trabajo
Es útil conocer los distintos tipos de personalidades de los empleados. (good work team image by Leticia Wilson from Fotolia.com)

El lugar de trabajo está lleno de gente que tiene diferentes personalidades y aspiraciones en su carrera. Conocer los diferentes tipos de personalidad te ayudará a comprender cómo manejar a los diferentes individuos. Los directores pueden usar estos tipos para llegar mejor a sus empleados dentro de la compañía. Hay que destacar que las personas no son fácilmente encasillables y pueden mostrar más de un tipo de personalidad dependiendo de la situación y sus necesidades personales.

Otras personas están leyendo

Tipo A

La personalidad de tipo A tiene un enfoque sencillo del trabajo. Estas personas no se molestan por los detalles sino que están interesadas en el panorama general. Tienden a estar muy orientadas hacia el objetivo y son prácticas en su forma de solucionar los problemas. Estos individuos tienden a ser líderes y a adoptar cambios, tienen un espíritu realmente empresarial y no le temen a los riesgos. Las personalidades de tipo A pueden ser difíciles en el trabajo ya que estas personas se preocupan por sí mismas y tienden a ser autoritarios y muy impacientes.

Tipo B

Las personas con personalidades de tipo B buscan la aceptación y quieren gustar a todo el mundo. Estos tipos de personalidades son buenos para construir relaciones y valoran ser reconocidos por sus logros. En el lugar de trabajo, pueden pasar más tiempo socializando con sus colegas que haciendo su trabajo. Los puntos fuertes de este tipo de personas son el entusiasmo y la capacidad de influenciar a otros y de aceptar el cambio. Es común encontrar este tipo de personalidades en las ventas y el mercadeo, donde pueden usar sus puntos fuertes en su favor.

Tipo C

Las personalidades de tipo C son muy detallistas y no son tan competitivas como los de tipo A y B. Las personalidades de tipo C se preocupan por ser correctas; se interesan por la lógica, la racionalidad y la precisión por sobre todas las cosas. Pueden controlarse a sí mismos y también a sus compañeros de trabajo. Cuando una personalidad de tipo C está en una posición de liderazgo quiere que se le suministre toda la información antes de tomar una decisión. Este tipo de personalidad quiere tener el control de todas las situaciones.

Tipo D

Las personalidades de tipo D son todo estabilidad y rutina. Estas personas son las más resistentes al cambio de todos los tipos de personalidades. Se sienten cómodos haciendo la misma tarea por largos períodos de tiempo. Tienden a ser buenos escuchado a los demás, buenos miembros de un equipo y también precisos y meticulosos. No se llevan bien con el desorden y los ambientes de trabajo abarrotados. Las personalidades de tipo D no expresan sus emociones ni siquiera cuando otros se aprovechan de ellos, en tanto y en cuanto el ambiente de trabajo sea estable y seguro.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles