Platillos son queso Ricotta

Escrito por a.j. andrews Google | Traducido por mariana perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Platillos son queso Ricotta
El queso ricotta se utiliza en todo tipo de cocina y platillos, como las tartas de jitomate y albahaca (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Los hacedores de queso producen el tradicional queso ricotta salata recalentando el suero de otros quesos, como el provolone y mozzarella. El ricotta americano comúnmente está hecho con una combinación de suero y leche. El queso ricotta tiene un leve toque salado y una consistencia similar a la de un queso cottage cremoso. Su sabor se mezcla bien con preparaciones dulces y saladas, incluyendo postres, entradas y platillos principales.

Otras personas están leyendo

Entradas

El queso ricotta salata sirve como un acompañamiento muy versátil para numerosas entradas, aperitivos y amuse bouche. Utiliza ricotta como un relleno para pequeños champiñones, como los baby bellas. Por ejemplo, agrega limón y tomillo fresco, pedacitos de cangrejo, un poquito de mantequilla sin sal, panko y ricotta en un tazón, mézclalo muy bien y sazona al gusto con sal kosher y pimienta negra. Retira el tallo de los champiñones, rellénalos con la mezcla, hornéalos a 350° F (177° C) por ocho minutos y cúbrelos con albahaca chifonada. Otras mezclas con ricotta pueden llevar tocino, queso parmesano y tomate seco o jamón de parma, higos y pistaches. También puedes espolvorear migas de ricotta sobre brochetas o sobre un porsciutto con vinagre extra virgen de oliva y pimienta negra. También combina bien con fruta fresca y miel, como naranja roja, ciruelas o mangos.

Ensaladas

El del queso ricotta realza el sabor de otros ingredientes tanto en ensaladas frías como calientes. Deliciosas ensaladas frescas con ricotta pueden llevar alubias blancas, hinojo finamente picado, aceitunas kalamata, ajo finamente picado, nueces tostadas y una fresca vinagreta de aceite de oliva. Una ensalada caliente con queso ricotta puede incluir lechuga romana o italiana, arúgula, ajo tostado, rabanitos y tomates, con un poco de vinagreta de tocino y pimienta negra fresca.

Guarniciones

Incorpore el queso rico a las guarniciones de sus platillos principales. Por ejemplo, para una polenta agrega ricotta, especias y tomillo con un toque de crema espesa. Sirve la mezcla de polenta en una rebanada de pan, deja que se enfríe un poco y luego métela al congelador. Una vez que esté congelada córtala en cubos o la forma de que gustes, colócala en una sartén con aceite de oliva a fuego lento. Cuando el queso de derrita estará listo para servirse. La sémola también es un buen acompañamiento con ricotta, salvia, romero y tomates asados.

Platillos principales

Además de las recetas y usos comunes, como en pastas, el queso ricotta tiene muchos usos en la preparación de platillos principales. Por ejemplo, incorpora el queso ricotta a la masa de gnocchi y termina con una salda de tomates secos, crema, albahaca fresca, hinojo y queso Parmigiano-Reggiano. El spaetzle alemán puede mejorar si se le agrega ricotta a la mezcla, así como los dumplings, dulces o salados, aunque sea una preparación poco tradicional, lo salado del queso va bien con lo dulce de los dumplings, especialmente cuando están rellenos de puerco.

Postres

Incorpora el queso a los postres como relleno para crepas o cannoli. Combina chocolate semi-amargo, amaretto, vainilla, moras, ralladura de limón, azúcar, mascarpone y crema batida en una cacerola a fuego lento. Cuando esté caliente, colócalo al centro de la crepa, enróllala y decórala con fruta fresca. Para los cannoli, agrega ricotta, chocolate semi-amargo, azúcar, vainilla y licor de cereza en una pequeña cacerola y ponla a cocinar a fuego lento. Enrolla los cannoli y rellénalos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles