Cómo preparar a un niño para las clases de natación

Escrito por elle hanson | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo preparar a un niño para las clases de natación
(did you see me swimming? image by Pix by Marti from Fotolia.com)

La natación es una habilidad valiosa que todos los niños deben tener. No solo fomenta la confianza y proporciona ejercicio, sino que puede salvar vidas y prevenir el ahogamiento. Las clases de natación son ofrecidas en la mayoría de las piscinas públicas en diferentes ocasiones durante todo el año y algunas tienen clases para niños a partir de los 4 años de edad. Si decides inscribir a tu hijo en una clase de natación tendrás que prepararlo, sobre todo si es muy pequeño o nunca ha tenido ninguna experiencia de natación. Al hablar de la natación y enseñarle lo que debe esperar, puedes asegurarle a tu hijo que va a divertirse y a aprender tanto como sea posible.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Inicia un diálogo con tu hijo sobre cómo es ir a nadar. Habla sobre el cambio en el vestuario, cómo se siente estar en el agua, las cosas divertidas para hacer en la piscina y lo que puede dar miedo sobre la natación. Mantén una conversación entusiasta y adecuada para la edad. Haz énfasis en lo mucho que tú disfrutas la natación y explícale por qué. Escucha a tus hijos y hazles preguntas acerca de lo que los emociona y los asusta de ir a una clase de natación. Responde y valida sus sentimientos.

  2. 2

    Ve a nadar con tu hijo a la piscina donde tendrá las clases de natación. Aunque es posible que desees mostrarle alguna técnica de la natación, el principal objetivo debe ser pasar un buen rato y que sea una experiencia positiva. Lanza una pelota, haz burbujas de jabón, una guerra de agua, salpicaduras y juega a alcanzarse. Si tu hijo está preocupado por el agua, no lo obligues a hacer nada. Muéstrale actividades de natación divertidas, y probablemente va a querer involucrarse con el tiempo. Después de terminar en la piscina, cómprale a tu hijo una merienda divertida para un refuerzo positivo. Elogia lo bien que lo hizo en la piscina, centrándote en aspectos específicos tanto como sea posible.

  3. 3

    Observa una clase de natación con tu hijo. Esto le ayudará a ver cómo se realizan y qué tipo de cosas va a hacer. Si es posible, presenta a tu hijo con el instructor. Habla con tu niño sobre cómo debe comportarse durante la clase de natación y qué tipo de cosas va a aprender. Haz énfasis en lo bien que lo va a pasar y los nuevos amigos que hará.

  4. 4

    Refuerza sus esfuerzos de manera positiva y está dispuesto a que te muestre lo que ha aprendido después de cada lección.

Consejos y advertencias

  • A pesar de tus mejores esfuerzos, a tu hijo puede que no le guste la natación. Oblígalo a asistir, por lo menos, a cuatro o cinco clases de natación. Pero si sigue siendo renuente, regresa a las clases de natación después. La natación es una habilidad que los niños tendrán de por vida y debe convertirse en parte de su repertorio. Recuerda, mientras más temprano enseñes a tus niños a nadar, menos miedo tendrán.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles