Problemas con los cordones de los zapatos

Escrito por freddie silver | Traducido por mariajose mansilla
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Problemas con los cordones de los zapatos
Los cordones son un muy buen invento, aunque algunas veces provocan frustración. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Usar zapatos con cordones tiene sus beneficios ya que se pueden apretar o aflojar para variar la amplitud del zapato, de manera de asegurar un calce perfecto. Los zapatos de vestir para hombre tienen un aspecto mas formal que los mocasines cuando llevan cordones. Existen muchos modelos diferentes para atar los zapatos, lo que nos entrega la oportunidad de ser creativos al momento de expresar nuestro estilo personal. Sin embargo, algunas veces pueden surgir problemas con los cordones y esto puede resultar muy frustrante.

Otras personas están leyendo

Un acto que requiere tiempo

En esta sociedad actual que avanza a un ritmo acelerado, por lo general las personas no quieren perder unos segundos en desatar y aflojar los cordones antes de quitarse los zapatos. Dependiendo del calce del zapato, puede que sea posible sacarse los zapatos mientras el nudo aún permanece firme y, a pesar de que este acto pueda ahorrarnos algo de tiempo, cuando necesitemos colocarnos nuevamente los zapatos tendremos que perder más tiempo aun para desatar los cordones, lo que resulta ser un acto tedioso.

Cordones desabrochados

Uno de los problemas mas comunes con los cordones es que se desabrochan sin previo aviso. Algunas veces las personas que llevan puestos los zapatos no se dan cuenta que sus cordones están desabrochados hasta que se tropiezan y caen. En algunas ocasiones los peatones indicarán que los cordones están desamarrados y, aunque esto podría ahorrarte una fuerte caída, igualmente podría ser una situación vergonzosa. Si tienes las manos ocupadas con muchas bolsas, puede resultar inconveniente dejar todo lo que llevas en el suelo para atar los cordones. Si el suelo está sucio se convierte en un problema adicional ya que es muy incómodo atarse los cordones sin apoyar una rodilla en el piso.

Cordones enredados

Algunas veces, para evitar que los cordones se suelten y provoquen una caída, los atamos firmemente con un nudo doble y, aunque esto sirve para mantener el zapato bien atado, puede que haya un problema al momento de soltar la amarra. Todo depende de la textura del cordón, ya que puede que hayamos apretado tan fuerte que el nudo que será imposible de soltar. Los cordones que son un poco elásticos son más difíciles de soltar. En caso de que definitivamente no se pueden desatar, tal vez sea necesario cortar el cordón para quitarse el zapato.

Puntas deshilachadas

Probablemente, una de las cosas mas molestas en relación a los cordones es cuando la parte dura de la punta (herrete) se suelta y cae. Es casi imposible ponerle los cordones a un zapato ya que no se pueden pasar a través del ojete sin el herrete producto de que las puntas se deshilacharán rápidamente. Si esto llegase a suceder, la mejor solución es comprar un nuevo par de cordones y, para elegir el correcto asegúrate de llevar contigo el par antiguo. Sería completamente inútil tratar de colocar cordones demasiado cortos para tus zapatos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles