Proceso del cultivo del trigo

Escrito por lauren wise | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proceso del cultivo del trigo
El trigo puede cultivarse en el jardín de tu casa para obtener muchos beneficios. (wheat image by Artur Ciba from Fotolia.com)

Como uno de los cultivos de alimentos más importantes del mundo, el trigo se cultiva desde hace miles de años, ayudando a establecer colonias y comercio entre culturas, según Heirloom Organics. El trigo se utiliza para la cocción de pan y de alimentos básicos culinarios, cosméticos y otros artículos, alimentando a millones de personas cada año. Algunas variedades de trigo se encuentran disponibles para su cultivo y para beneficiar el jardín de tu casa. Por lo general, se cultiva de forma comercial en grandes campos, pero puedes hacer crecer el tuyo propio con algunos materiales simples y algo de paciencia.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un labrador
  • Un rastrillo
  • Abono
  • Una pala
  • Semillas de trigo
  • Un sistema de riego por goteo, si es posible
  • Fertilizante
  • Unas tijeras de podar
  • Una guadaña

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prepara la zona de plantación en primavera tan pronto como la tierra pueda trabajarse. Rastrilla o labra una cantidad generosa de abono a 8 pulgadas (20 cm) de profundidad en el suelo, y suaviza con un rastrillo. A continuación, cava zanjas con una pala, a unas 6 pulgadas (15 cm) de profundidad y 4 pulgadas (10 cm) de ancho. La longitud de los surcos depende de la cantidad de trigo que siembres, pero en una buena cantidad de huertos familiares es un surco de unos 8 pies (2,4 m) de largo.

  2. 2

    Rocía una generosa cantidad de semillas de trigo en los surcos. Dado que algunas no germinarán, no necesitas un espacio específico para estas. Rocía una capa de 1,5 pulgadas (3,8 cm) de tierra sobre las semillas. Ten en cuenta que mientras más semillas coloques, más agua vas a utilizar para regar el trigo.

  3. 3

    Utiliza un sistema de riego por goteo si es posible, para regar las semillas de trigo directamente en los surcos a una relación de 2 pulgadas (5 cm) por semana, y lo más importante, inmediatamente después de la siembra. En el verano, en especial durante la época seca, tendrás que regar el trigo al menos dos o tres veces por semana para mantener el suelo constantemente húmedo. Si hay lluvia, sin embargo, puede que no tengas que regar en absoluto.

  4. 4

    Fertiliza el trigo con un fertilizante balanceado al principio y mediados de la temporada de crecimiento, siguiendo las indicaciones específicamente.

  5. 5

    Observa el trigo durante la estación de crecimiento para que puedas ver cuando esté lo suficientemente maduro para la cosecha. Por lo general, se cosecha a finales del verano, después de que los tallos se han vuelto de color verde a amarillo y luego a marrón. Una vez que los tallos de trigo son de color marrón, la parte superior, pesada con el grano, comienza a descolgarse hacia el suelo. Elije la parte superior de un tallo, saca un par de granos y luego mastícalos para comprobar si es el momento de cosecharlos o no. Si los granos son firmes y crujientes, es el momento de la cosecha, y si son suaves, el grano no está listo para la cosecha. Revisa a menudo hasta que el grano sea crujiente. En este momento, utiliza una guadaña (o para parcelas muy pequeñas, tijeras de podar limpias y afiladas) para cortar los granos de trigo desde los tallos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles