Proceso de enfrascado y embotellado

Escrito por emily pate | Traducido por eva ortiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Proceso de enfrascado y embotellado
El enlatado en baño de agua implica sumergir frascos bien cerrados en agua hirviendo. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Enlatar o embotellar frutas y algunas hortalizas, mermeladas y jaleas, y bebidas como cerveza, vino y refrescos puede ahorrar dinero. También asegura que no tienen aditivos, conservantes ni productos químicos. Los principales servicios de extensión universitaria, el USDA y el Libro Blue Ball ofrecen recetas y medidas de seguridad para conservar, congelar y almacenar alimentos.

Otras personas están leyendo

Uso de un envasador

Para obtener los resultados más seguros de envasado, el USDA recomienda el uso de un baño de agua o envasador de presión. El uso de otros métodos de enlatado puede resultar en alimentos contaminados con la bacteria que puede causar enfermedades como el botulismo. Las recetas de familia pueden no hacer referencia a algún método en particular, especialmente las creadas antes de 1990. Los alimentos bajos en ácido incluyen productos lácteos, carnes, mariscos, aves, verduras y algunas frutas que funcionan bien para la industria conservera. Envasa tomates con ácido extra para evitar el peligro de botulismo. El baño de agua implica el enlatado de frascos con tapas de conserva que se sumergen en agua hirviendo para sellarlos al vacío. Esto funciona bien con alimentos ácidos.

Métodos inseguros de envasado

Una variedad de métodos de envasado se consideran seguros para uso doméstico. Simplemente sellar los tarros e invertirlos, lo que se conoce como conservas a caldera abierta, no es una práctica segura, ya que las latas deben ser adecuadamente tratadas para evitar la contaminación. Calentar los tarros en el horno, utilizando un envasador de vapor o en el microondas son todos métodos de enlatado inseguros. Todos estos procedimientos permiten que el frasco de conservas y los alimentos entren en contacto con el aire y las bacterias justo antes del sellados.

Embotellado de bebidas

El vino y cerveza son las bebidas embotelladas más preparadas en casa. El vino pasa por dos procesos de fermentación antes de ser embotellado. La cerveza se embotella después de dos semanas de fermentación. Debe reposar en su envase sellado de dos a cuatro semanas antes de que esté lista para beber. Aunque la carbonatación formada durante el proceso de fermentación se extrae del vino, la carbonatación se desea para la cerveza, por esto cebar el azúcar ayuda a la levadura sobrante del proceso de fermentación a consumirla, creando alcohol y CO2.

Consejos para el proceso de embotellado de cerveza y vino

La elaboración de cerveza y vino embotellado consiste en permitir que el contenido fermente mientras la levadura produce alcohol. Así como necesitas frascos estériles para conservas, también es necesario tener botellas estériles. También debes revisar las botellas para que no tengan rajaduras ni grietas, moho u otros desechos. Quita las etiquetas sumergiéndolas en un baño de agua y amoníaco durante la noche. Siempre llena botellas dejando 1 a 1 1/2 pulgadas (2,5 a 3,5 cm) de espacio en la parte superior para el desarrollo adecuado de la carbonatación durante el almacenamiento. Para el embotellado de vino, suaviza corchos en vapor de agua durante 3 a 4 minutos para que encajen en el cuello de la botella más fácilmente. Mantén las botellas en posición vertical durante varios días para permitir que los tapones de corcho se sequen en el interior del cuello antes de colocarlas de costado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles