Cómo recalentar mariscos de forma segura

Escrito por beth rifkin Google | Traducido por aldana avale
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo recalentar mariscos de forma segura
Come restos de mariscos antes de que se echen a perder. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los mariscos son una comida deliciosa y saludable, y cocinar la cantidad suficiente para que sobre te asegura que puedas disfrutar de tu plato sin tener que hacerlo desde cero. Come las sobras dentro de los cuatro días posteriores al día en que has preparado la comida para evitar que la comida se descomponga o que se desencadene cualquier enfermedad causada por los alimentos. La clave para recalentar mariscos es evitar que se sequen demasiado, así como también notar que el sabor es tan bueno como el que tenían cuando fueron cocinados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una cazuela
  • Una sartén
  • 1 cucharada de manteca
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Un rociador antiadherente

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Horno

  1. 1

    Precalienta tu horno a 375 grafos Fahrenheit (190º C).

  2. 2

    Coloca los restos de mariscos en una cazuela. Engrasa el plato con manteca, aceite de oliva o rociador antiadherente si estás recalentando pescado o algo que generalmente se pega a la fuente cuando lo cocinas.

  3. 3

    Cocina los mariscos por 12 a 15 minutos, dándolos vuelta durante el proceso de cocción. El tiempo de cocción varía dependiendo de la cantidad y el grosor de tus mariscos; los mariscos más gruesos o rellenos pueden requerir 20 a 25 minutos, mientras que algo como las tiras de calamar podrían terminar de recalentarse en 10 minutos. No dejes de vigilar tus mariscos para evitar que se cocinen demasiado.

  4. 4

    Quita los restos de mariscos del horno cuando aún estén calientes. Sírvelos inmediatamente.

    Hornalla

  1. 1

    Coloca 1 cucharada de manteca o aceite de oliva sobre una sartén y calienta la cocina con fuego medio.

  2. 2

    Coloca los restos de mariscos en la sartén y saltéalos por tres a cinco minutos de cada lado. Las cantidades más finas o pequeñas de alimento llevarán menos tiempo que las más gruesas.

  3. 3

    Vigila los mariscos que se están cocinando en la fuente para evitar que se quemen. Dalos vuelta mientras los cocinas.

  4. 4

    Quita los mariscos de la fuente cuando estén dorados de ambos lados y aún calientes. Sírvelos mientras están calientes.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles