Recetas bajas en proteínas y el riñón

Escrito por tammy quinn mckillip Google | Traducido por melisa lazarte
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Recetas bajas en proteínas y el riñón
Existe una gran variedad de recetas deliciosas bajas en proteínas, así como también rápidas y fáciles de hacer.

Si sufres de una enfermedad en el riñón o el hígado, o si tu cuerpo posee un bajo metabolismo debido a algún tipo de afección, necesitarás adaptarte a una dieta para disminuir el consumo de proteínas. A pesar de que algunas proteínas son necesarias para ayudar a que tu cuerpo crezca y se reponga, consumir muchas proteínas puede conllevar a una acumulación de urea (desperdicio de las proteínas) y esto conlleva una carga en tus riñones. Seguir una dieta baja en proteínas, ayudará a disminuir la cantidad de urea que debes procesar. Muchas de tus recetas favoritas pueden adaptarse fácilmente al disminuir la cantidad de proteínas mediante la simple substitución de vegetales y granos en lugar de una porción de carne.

Otras personas están leyendo

Importancia

Las dietas bajas en proteínas se recomiendan a personas que sufren de afecciones en el hígado o los riñones. A pesar de que necesitamos un promedio de 40g o 60g de proteínas por día, la ingesta excesiva ocasiona que los órganos se exijan demasiado al tratar de deshacerse del exceso de urea, y para aquellas personas con afecciones en el hígado o los riñones, padecer de un exceso de urea puede exigir a los órganos sanos. Generalmente, se recomienda una dieta de 4 a 8 por ciento de proteínas para pacientes con enfermedades o afecciones en los riñones, en el hígado o el metabolismo.

Recetas bajas en proteínas y el riñón
Los sándwiches de ensalada de pavo son bajos en proteínas, pero muy nutritivos.

Recetas bajas en proteínas

Ensalada de pavo baja en proteínas

En un bol grande, mezcla 1 taza y media de pechuga de pavo cocida, molida y sin piel, 1 taza de apio cortado en trozos, 3 tazas de manzanas rojas deliciosas, cortada en trozos y con piel, 1/4 taza de nueces aplastadas y 3 cucharaditas de mayonesa. Revuelve bien todos los ingredientes y luego refrigera la mezcla en un contenedor tapado.

Prepara un aderezo francés de arándanos al combinar 1/2 taza de salsa de gelatina de arándanos y 1/8 cucharadita de pimentón, mostaza en polvo y pimienta negra. Utiliza whisky para unir la mezcla y agrega 1 cucharadita de vinagre y 2 de aceite vegetal de a poco, alternando entre los dos y finaliza con el vinagre.

Recetas bajas en proteínas y el riñón
Los guisos con pastas se pueden adaptar a una dieta baja en proteínas.

Consideraciones

Compensa la falta de calorías en tu dieta que puede darse cuando disminuyas la cantidad de proteínas en tus comidas. Come más grasas saludables, lo cual incluye aceites vegetales poliinsaturados, aceite de oliva y mayonesa. Come frutas preservadas en almíbar dulce y también pastillas o caramelos durante el día para ayudarte a estimular las calorías sin aumentar tu consumo de proteínas.

Asegúrate de que tu cuerpo obtenga la cantidad adecuada de proteínas. Tu médico deberá realizarte estudios de sangre de rutina para verificar los niveles de proteínas y azúcar en sangre luego de un par de meses de haber comenzado la dieta baja en proteínas. Poca proteína en tu dieta puede conllevar a pérdida muscular y debilidad general y pérdida de energía. Habla con un nutricionista sobre cómo diseñar un plan de dieta correcto para las necesidades únicas de tu cuerpo.

Recetas bajas en proteínas y el riñón
Mastica caramelos a lo largo del día para compensar la pérdida de ingesta calórica.

Alimentos bajos en proteínas

La mayoría de las frutas y los vegetales son bajos en proteínas, pero existen excepciones. Cuando realices una dieta baja en proteínas debes evitar el consumo de algunos guisantes, frijoles y vegetales almidonados, tales como el tomate, ya que pueden tener altos contenidos de proteínas. Los alimentos frescos poseen una cantidad de proteínas mayor en comparación con los alimentos congelados, por lo que estas versiones de los alimentos pueden incluirse en la dieta sin sobrecargar al organismo con urea.

La carne posee altos contenidos de proteínas, aproximadamente 10 g de proteína por 28,35 g de carne. Una onza de queso (28,35 g) puede contener hasta 10 g de proteínas y se debe considerar como un alimento de altos contenidos proteicos. Los frijoles de ojo negro, las habichuelas rojas y los porotos contienen altos valores de proteínas, como el arroz blanco y el maíz. Las porciones pequeñas (de 1/4 a 2/3 taza) de estos alimentos poseen entre 3 g y 7 g de proteínas y se deben ingerir con moderación por aquellas personas que están bajo una dieta baja en proteínas.

Recetas bajas en proteínas y el riñón
Las frutas son elementos saludables dentro de una dieta baja en proteínas.

Suplementos

Debido a que tu cuerpo no recibirá algunos de los aminoácidos esenciales que necesitas cuando realices una dieta baja en proteínas, consulta con tu nutricionista o nefrólogo sobre la ingesta de suplementos ácidos Keto, los cuales son aminoácidos esenciales sintéticos que le proporcionan a tu organismo los aminoácidos que necesita, sin sobrecargar tus riñones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles