Salmón de criadero versus salmón silvestre

Escrito por gina demarco | Traducido por leandro violini rebollo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Salmón de criadero versus salmón silvestre
(Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

La pregunta acerca de si el consumidor debe comprar salmón de criadero o salmón silvestre ha sido objeto de debate durante al menos una década. El desacuerdo principal es si la gente debe comprar un producto adulterado (criadero) o consumir el recurso natural (silvestre). Los factores de riesgo para la salud también están involucrados, tales como el contenido de PCB (policlorobifenilos) de los salmones de criaderos, pero el salmón silvestre tampoco es recomendado para personas con ciertos problemas de salud. Sin embargo, algunos expertos en nutrición afirman que la gente debería evitar el salmón de criadero completamente. Conoce qué opción es la mejor para ti.

Otras personas están leyendo

Salmón de criadero

El salmón de criadero es una manera controversial para recibir tu dosis diaria de proteínas debido a su nivel de ingredientes potencialmente tóxicos. Sin embargo, podría decirse que es una mejor opción para algunos que el salmón salvaje debido a problemas de salud específicos, tales como enfermedades del corazón, y puede ayudar a combatir la posibilidad de un paro cardíaco. El salmón de criadero es más grande que el salmón silvestre y tiene mayor contenido de grasa, pero también tiene niveles más altos de ácidos grasos omega 3 y omega 6, los cuales aportan beneficios para la salud, tales como el equilibrio de los niveles de ácidos grasos del cuerpo.

Salmón silvestre

El salmón silvestre, por otra parte, es una alternativa fresca y orgánica con respecto al de criadero, aunque no incluye tantos factores nutritivos. Es una opción más eficiente y más respetuosa para el medio ambiente, de acuerdo con los nutricionistas. El salmón silvestre tiene niveles mucho más bajos de carcinógenos que el salmón de criadero. Además está libre de antibióticos y químicos añadidos, y tiene una textura más firme que el salmón de criadero.

Los ecologistas también argumentan que el salmón silvestre es una opción más amigable, además de nutritiva, ya que se les permite nadar libremente y son naturalmente más fuerte debido al desafío que enfrentan a las fuerzas de las corrientes oceánicas, mientras que el salmón de criadero están encerrados en espacios pequeños y le proporcionan alimentos modificados químicamente.

Aunque los nutricionistas y los ecologistas se jactan acerca de los beneficios del salmón silvestre, las personas que están en riesgo de una enfermedad cardíaca se les aconsejan que se mantengan alejados de ella. "Para un hombre de mediana edad que ha tenido un infarto y no quiere tener otro, los riesgos de los contaminantes es pequeño, y los beneficios de omega-3 supera con creces los riesgos relativamente menores de los contaminantes", dice Steven Schwager profesor biólogo del estado de Cornell.

PCBs

El PCB (bifenilos policlorados) es una mezcla de más de 200 compuestos clorados también conocidos como congéneres. Los PCBs son más comúnmente utilizados para construir equipos eléctricos, tales como refrigerantes para vehículos y lubricantes para transformadores. Los estudios han demostrado en las últimas décadas, que este compuesto es perjudicial para el medio ambiente, por lo que ya no es utilizado por los fabricantes. Por desgracia, los restos de PCBs se encuentran todavía en la alimentación de los salmones de criaderos y quedan almacenados en las células grasas del salmón.

Un reporte del EWG (Grupo de Trabajo Ambiental) en el 2003 dice que se encontró en el salmón de criadero la mayor cantidad de PCBs que se haya visto en la industria de alimentos en los EE.UU.. El informe concluyó que el salmón de criadero contenía 16 veces la cantidad de PCB de la que se encuentran en el salmón silvestre y hasta cuatro veces de la cantidad encontrada en la carne.

Otros riesgos

No sólo contienen PCB el salmón de criadero, sino que también contiene plaguicidas organoclorados y éteres de difenilo polibromados. Los plaguicidas organoclorados están hechos de carbono, hidrógeno y cloro. Fueron usados para combatir los mosquitos, pero se han considerado perjudicial desde la década de los '70 cuando el insecticida DDT (dicloro difenil tricloroetano), el más popular de los pesticidas organoclorados, se descubrió que estaba matando a la fauna silvestre. El DDT ha sido prohibido a nivel mundial. Los éteres de difenilo polibromados generalmente se utilizan para crear productos en todas partes, desde muebles, electrónica hasta los plásticos. Es parte de la misma familia atómica como el PCB.

Prestigiosas publicaciones sobre nutrición y organizaciones, tales como "Science Journal" y EWG, recomiendan que el consumidor sólo debe comer salmón de criadero, una vez al mes, porque piensan que posee riesgos de cáncer y otros problemas potenciales para la salud.

Resumiendo

En un estudio realizado por el Instituto Cornell sugieren, a menos que estés en riesgo de una enfermedad cardíaca, que el salmón salvaje es la mejor opción, ya que contiene menos productos químicos, es una pieza de pescado magro y es más ecológico. El salmón de criadero sigue siendo una buena fuente de ácidos grasos omega 3 y 6, pero los estudios indican que hay que comer con moderación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles