Seguridad privada frente a seguridad pública

Escrito por david alfredo | Traducido por sofia loffreda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Seguridad privada frente a seguridad pública
Seguridad pública vs. seguridad privada (Felipe Dupouy/Digital Vision/Getty Images)

La seguridad pública en general se puede describir como el aparato de seguridad del Estado, que consiste en el personal militar, policial y de inteligencia que trabajan en conjunto para proteger los derechos, vidas y bienes de los ciudadanos. La seguridad privada implica a las empresas que son de propiedad privada y operan, y por lo general consisten en corporaciones con fines de lucro al servicio de las diversas necesidades de seguridad de las empresas, el gobierno y clientes individuales. En los últimos años, ha habido un aumento en el uso de las empresas privadas de seguridad para aumentar, y a veces, reemplazar las funciones de seguridad públicas tradicionales.

Otras personas están leyendo

Los usos contemporáneos de la seguridad privada

El aparato de seguridad del Estado contemporáneo es cada vez más dependiente de la seguridad privada para cumplir con su mandato de proteger la vida y la libertad de los ciudadanos. El aumento de las presiones de la globalización y los actores transnacionales, como los grupos terroristas y la delincuencia organizada han cuestionado la capacidad del Estado para responder adecuadamente a las nuevas amenazas. Además, en respuesta a la presión nacional para reducir los costos y promover la eficiencia, EE.UU. ha recurrido cada vez más a las empresas o contratistas militares privados con el fin de apoyar los objetivos claves de seguridad en todo el mundo.

Las controversias de la seguridad privada

Muchas de las empresas militares privadas que han sido utilizadas por Estados Unidos en sus operaciones en el extranjero se han visto involucradas en actividades ilegales controversiales. Por ejemplo, en 2007, los empleados de la empresa antes conocida como Blackwater estuvieron involucrados en el asesinato de civiles inocentes en Irak. Los asesinatos han sido reportados como totalmente injustificados dado que no hubo ninguna amenaza aparente contra los empleados. Además, algunos de los involucrados en el incidente han dado testimonio de que las armas se dispararon deliberadamente contra personas desarmadas, dando lugar a lo que puede ser considerado como un asesinato. Sin embargo, los problemas no se han limitado a Irak, ya que los últimos informes indican que los contratistas de seguridad privada en la Embajada de EE.UU. en Afganistán han participado de mala fe.

Más controversia

El uso de la seguridad privada no se limita a las operaciones oficiales, o bases de guardia. Recientemente se reveló que la CIA estaba tratando de contratar a agentes de Blackwater para un programa secreto para asesinar a terroristas líderes de alto nivel. Esto presenta al público un dilema moral a causa de la práctica ya controvertida de asesinatos políticos encubiertos, y ahora posiblemente se subcontrata a una empresa privada con escasa rendición de cuentas al público.

El costo de la seguridad privada contra el de la pública

El problema de la rendición de cuentas no es el único de la seguridad privada frente a la seguridad pública. El costo también está involucrado. Originalmente, la razón principal del uso de las empresas de seguridad privada era para ahorrar dinero, sin embargo, los informes indican que a los contratistas privados se les paga mucho más que a los empleados del gobierno para hacer casi exactamente el mismo trabajo. Sin embargo, en determinados ámbitos, como en el apoyo logístico, se ha demostrado que las empresas de seguridad privada pueden ofrecer costos menores y promover una mayor eficiencia en el consumo de recursos.

Los beneficios de la seguridad privada

Hay beneficios obvios para el uso de la seguridad privada que pueden ayudar con algunos de los objetivos de política exterior de EE.UU. El servicio privado, a veces, se puede utilizar cuando el uso de las fuerzas de EE.UU. es visto como demasiado hostil y en los casos en que la discreción y la baja visibilidad son muy importantes. Los contratistas también se pueden utilizar cuando simplemente no hay suficientes tropas para llevar a cabo una misión particular. En Irak y Afganistán, por ejemplo, hay miles de soldados, sin embargo, hay al menos la misma cantidad de contratistas privados de seguridad que cumplen con los deberes que de otra manera no podrían hacer.

Además, hay una gran cantidad de funciones de seguridad privada, en Estados Unidos y en el mundo. Por ejemplo, las empresas privadas de seguridad ayudan a proteger los edificios comerciales, instalaciones nucleares, bases militares e instalaciones federales. Sin el uso de la seguridad privada en estas ubicaciones, el tamaño y el alcance del aparato de seguridad pública tendrían que ser mucho mayor.

Factores a tener en cuenta

Si bien a menudo se argumenta que las empresas de seguridad privada son a la vez irresponsables y con tendencia al abuso, los registros de los organismos de seguridad pública también vieron empañados por la controversia. Muchos de los incidentes más altamente publicitados que ocurren en Irak y Afganistán, como Abu Ghraib, se llevaron a cabo por las fuerzas de seguridad oficiales. Por otra parte, muchas de las acusaciones en términos de derroche, abuso y descuido que se perciban en contra de las empresas de seguridad privadas, también pueden ser percibidos en contra del gobierno. Esto indicaría que el uso de la seguridad tanto privada como pública debe ser cuidadosamente monitoreada por el público con el fin de garantizar que el uso de la fuerza siempre se mida y sea adecuada a las necesidades de seguridad que enfrentamos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles