Lifestyle

Sistema respiratorio de un león africano

Escrito por tracy stefan | Traducido por ana maría guevara
Sistema respiratorio de un león africano

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

El león africano es un mamífero de sangre caliente que respira de la misma manera en la que nosotros lo hacemos, a través de las fosas nasales, boca y pulmones. Los leones africanos viven normalmente en climas calientes, así que el calor es un problema para ellos. Este animal regula su temperatura por un simple intercambio de calor a lo largo de la piel. A menudo jadean después de hacer un esfuerzo, una comida grande o después de una exposición directa a la luz del sol. Esta es la razón por la cual son carnívoros nocturnos, haciendo la mayoría de la cacería por la noche cuando está más fresco. Durante el día, pueden encontrar descanso en áreas sombreadas alrededor de los árboles. A menudo lamen sus extremidades interiores para enfriar la sangre en el área vascular superior.

Otras personas están leyendo

Historia

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

El león africano pertenece a la familia de los felinos y es uno de los cuatro gatos grandes del género de la pantera. Es el segundo felino más largo después del tigre. El león africano macho tiene una melena y puede llegar a pesar de 330 a 500 libras (150 a 220 kg) y con una longitud de más de 6.5 pies (1.98 m) desde la cabeza hasta la cola. Parado en las cuatro patas mide de 26.25 (66.68 cm) a 39.5 (100.33 cm) pulgadas. La mayoría de los leones viven en África central, donde se estima que hay de 16000 a 30000 de ellos, que bajó de los 100000 que había en los años 90. Se extinguieron en Europa, África del Norte y del Medio Oriente a comienzos del siglo XX. Los leones son los únicos felinos grandes que viven en grupos llamados "manadas".

Respiración

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

El león africano respira continuamente como nosotros, a través de dos maneras del sistema respiratorio. El león inhala oxígeno y exhala dióxido de carbono, creando energía para el crecimiento de las células en el proceso. El dióxido de carbono impacta sus sistemas de pH, y la expiración de los gases necesita mucha agua. Los leones tienen un tracto respiratorio superior e inferior. El superior está afuera de la cavidad del pecho (torácico), y el inferior, el cual contiene el intercambio de los tejidos pulmonares, está dentro de la cavidad del pecho.

La nariz

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

La mucosa respiratoria cubre el tracto respiratorio con una saliva aguada que sirve para mover los residuos a través del tracto, por lo tanto, lo mantiene "limpio" con la ayuda de vibrisas o pelos de la nariz pequeños, que oscilan. Mientras la nariz obtiene oxígeno, las mucosas ciliadas no dejan entrar a la garganta y pulmones el polvo, polen, bacterias e insectos pequeños. La nariz se mantiene abierta por los huesos y cartílagos del cráneo. Está dividida en dos cuadrantes, la fosa derecha y la izquierda, también llamados trampas o fosas nasales. La mucosa también sirve para calentar el aire que entra al cuerpo para evitar daños a los tejidos de los pulmones causados cuando el aire es muy frío.

El ciclo de respiración

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

Mientras el león africano inhala oxígeno a través de su nariz y boca, el tórax se expande, incrementando el volumen del oxígeno en los pulmones. Esto se controla involuntariamente por los músculos en el diafragma. Durante una respiración profunda, los músculos entre las costillas las levantan hacia arriba y hacia afuera y expanden el tórax y pulmones. Cuando exhalan, el tórax se relaja, disminuyendo la capacidad pulmonar por la acción elástica en retroceso del diafragma. Los músculos jalan las costillas hacia abajo y hacia adentro, reduciendo los niveles de oxígeno en el tórax y pulmones.

Oxígeno adentro, dióxido de carbono afuera

African lion image by Diane Stamatelatos from Fotolia.com

Los gases se disuelven en agua y se intercambian por la difusión que se produce a lo largo de las membranas mucosas en la pared alveolar, la membrana basal y la pared capilar. Mientras el oxígeno se mueve dentro de la sangre, el dióxido de carbono sale. Durante este período ocurre la ventilación, enfriando el sistema y asegurando un suministro constante de aire fresco a los tractos respiratorios. El intercambio sistemático de gases tiene lugar en todos los otros tejidos mientras el oxígeno e intercambia por el dióxido de carbono.

Oxígeno

Mientras el oxígeno entra por la nariz y boca, una pequeña cantidad de este se disuelve en la plasma. La mayoría de él se adhiere a la hemoglobina de la sangre, específicamente a los grupos que contienen hierro hemo en la molécula Hb. Las altas temperaturas, el contenido alto de dióxido de carbono y un pH bajo son catalizadores de la difusión incrementada del oxígeno.

Dióxido de carbono

Mientras se exhala el dióxido de carbono, alrededor del 7 por ciento se disuelve en el plasma. Otro 23 por ciento se lo llevan las cadenas de aminoácidos. El 70 por ciento sobrante se lo lleva el plasma y es expulsado a través de la nariz y boca. Como en los humanos, el ciclo respiratorio es regulado por una red de centros reguladores interconectados ubicados en tronco cerebral.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media