Cómo sobrevivir a un barco que se hunde

Escrito por will charpentier | Traducido por vanina frickel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sobrevivir a un barco que se hunde
Una vez que sobrevives el abandonar el barco, te enfrentas a sobrevivir el hundimiento del bote. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Si tienes que abandonar el barco, te enfrentas a un juicio con la tumba. Después de abandonar el barco, te enfrentas a un segundo juicio: sobrevivir al hundimiento. El proceso comienza en el momento en que entras en la balsa salvavidas, ya que debes posicionar a los ocupantes de la balsa para satisfacer tanto sus necesidades como el objetivo de estabilidad, posiblemente en condiciones muy duras. Mientras que podrías pensar que estas, literalmente, en apuros, hay muchas cosas que puedes hacer para asegurarte que sobrevivirás al hundimiento del barco.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolso para abandonar el barco
  • Ropa impermeable
  • Radios marinas impermeables
  • Esposas o alambre de plástico largo para atar

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Envía un mensaje de "Mayday", señalando el nombre del barco, tipo (embarcación recreativa o velero, u otra designación apropiada), el color del barco, la posición y la descripción de la situación. Transmite el número de personas a bordo y su condición. Repite la llamada de auxilio tan a menudo como sea posible antes de que el barco se hunda.

  2. 2

    Ponte tu impermeable. Ponte el traje de buceo, si hay alguno disponible. Coge tu bolso personal "para abandonar el barco", que contiene, como mínimo, un GPS personal, una radio marina impermeable y notas de tu última posición conocida. Tira de la radiobaliza de emergencia del barco, la EPIRB (por sus siglas en Inglés), de su soporte y vuelve a encenderla. El interruptor manual para la mayoría de las EPIRB está en la mitad inferior de la cara de la unidad, o debajo del botón.

  3. 3

    Ingresa al agua sólo cuando sea absolutamente necesario. Ata una cuerda (llamada amarra) desde la proa de la balsa al buque que se hunde, para ayudar a mantener la balsa en la zona que los rescatistas buscarán. Carga la balsa salvavidas con tan poco como sea posible nadar.

Consejos y advertencias

  • La señal aceptada para abandonar el barco es de siete toques cortos de silbato de la sirena del barco, seguido por una ráfaga continua de la bocina o silbato. Si la embarcación está equipada con un sistema de megafonía, también se puede utilizar para hacer frente a los pasajeros y a la tripulación.
  • Prepara un bolso para "abandonar el barco" con antelación. Incluye una radio marina impermeable de mano, un abrigo o suéter. Coge el bolso cuando se da la orden de abandonar el barco. Ponte tu traje de supervivencia, si el barco está navegando en aguas frías. Ponte tu dispositivo de flotación personal. Si eres el capitán del buque, capta la posición de emergencia que indica la radiobaliza, o "EPIRB".
  • Infla el suelo de la balsa para evitar la pérdida de calor.
  • Posiciona al personal herido y mareado en el centro de la balsa, para minimizar el movimiento. Cuando hagas señales para atraer la atención de un barco o avión que pasa, usa el espejo de señales de la balsa y bengalas de humo durante el día. Usa bengalas estrellas u otras luces para llamar la atención por la noche.
  • Debes estar preparado para que la gente se descomponga e intente lo imposible, como nadar a tierra a 100 millas (161 km) mar adentro. Alguien puede decirte "bajo a buscar una taza de café" y caminar directo al agua. Ese tipo de estupidez es malo para la moral. Como capitán del buque, tienes poderes limitados de policía y debes tener un par de esposas discretamente guardadas en tu bolso de abandono de buque. Si no deseas llevar esposas, puedes cargar varios precintos plásticos.
  • "Sé el capitán" es una frase usada para describir la forma en que debes actuar ante una situación de supervivencia en el mar. No esperes a que otros actúen, cuando se necesita hacer algo. Si estás a cargo, y eres responsable de la balsa y el personal de a bordo, debes ser positivo y comunicar esa actitud a los demás.
  • No permitas que nadie a bordo coma o beba durante las primeras 24 horas que estén en la balsa. Ellos probablemente se enfermarán y, a causa del vómito, se deshidratarán más de lo que estaban antes de abandonar el barco.
  • Sobre todo, recuerda que mientras estás a la deriva en una balsa, el mar es tu enemigo las 24 horas al día.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles