Cómo hacer sustituto vegetariano de pollo

Escrito por laura gee | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Un buen sustituto de pollo es uno de los santos griales de la cocina vegana y vegetariana. Muchos de los productos disponibles en tu tienda de comestibles local están hechos con lácteos y huevos. Pero no te preocupes. ¡Esta receta te enseñará cómo hacer tu propio sustituto de pollo en casa! Hay muchas variantes usando este método como base, de manera que experimenta para encontrar tu modo preferido.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Frijoles de soja
  • Gluten de trigo
  • Sal
  • Azúcar
  • Especias
  • Almidón de maíz
  • Sabor a pollo vegetariano
  • Aceite vegetal

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Haz okara, que significa “pulpa noble” en japonés. Esta pasta blanda y proteica es lo que queda del proceso de fabricación de leche de soja. Para hacerla, remoja los frijoles de soja en abundante agua por 8 horas. Muélelos en una licuadora o procesadora de alimentos con un poco de agua.

  2. 2

    Hierve los frijoles molidos con el doble de su peso de agua por 20 minutos. El agua se volverá espumosa rápidamente. Añade agua fría y revuelve con frecuencia. Cuando el agua se asiente, sólo necesitarás hervirlo por otros 10 minutos mas o menos.

  3. 3

    Escurre y presiona bien la okara de la leche de soja y mídela.

  4. 4

    Mide el gluten de trigo y colócalo en un bol separado. Usa una proporción de tres partes de okara con dos partes de gluten.

  5. 5

    Añade dos cucharaditas de sabor a pollo (opcional), una cucharadita de almidón de maíz, media cucharadita de sal y media cucharadita de azúcar por cada taza de gluten. Mezcla todos estos ingredientes secos muy bien.

  6. 6

    Agrega dos cucharaditas de aceite vegetal por cada taza de okara. Este paso no es necesario, pero producirá un gusto a pollo más rico. Mézclalo a fondo.

  7. 7

    Une los ingredientes secos con la mezcla de okara.

  8. 8

    Forma hamburguesas de la forma que prefieras. Trata que tengan menos de media pulgada de espesor. Si las hamburguesas no se forman bien, añade pequeñas cantidades adicionales de almidón de maíz.

  9. 9

    Fríe las hamburguesas en una freidora hasta que el exterior esté ligeramente crujiente. Si no tienes freidora, fríelas en una sartén utilizando un aceite liviano como el de cacahuete. Quita la sartén del fuego cuando las hamburguesas estén un poco crocantes.

  10. 10

    Hornéalas en una asadera por 15 minutos a 500 grados. Dalas vuelta a mitad de cocción. Estarán hechas cuando estén doradas.

  11. 11

    Prepáralas como lo harías con una hamburguesa de pollo. Ponle tu salsa favorita. Prueba con salsa “búffalo”, catsup o con mostaza.

Consejos y advertencias

  • Para conseguir una textura como la de la pechuga de pollo empanizada, envuelve bien ajustadas las hamburguesas en un paño fino de algodón y hiérvelas por 30 minutos. Después puedes prepararlas como lo harías con las pechugas de pollo medio cocidas.
  • Si no tienes una freidora, utiliza una plancha de hierro bien aceitada o una sartén antiadherente. Si las hamburguesas tienen una proporción mayor de okara que de gluten, pueden ser bastante pegajosas. Añadiendo gluten de trigo las harás más fáciles de freír, pero también más duras y menos desmenuzables. Es una cuestión de equilibrio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles