Cómo hacer una tabla o plato de quesos para unos aperitivos de fiesta

Escrito por mackenzie wright | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una tabla o plato de quesos para unos aperitivos de fiesta
La presentación más simple de quesos finos es normalmente la más atractiva. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Pocas comidas son tan versátiles que son apropiadas para reuniones pequeñas y casuales, así como para cenas más extravagantes. Los quesos ocupan el primer lugar esta pequeña lista. El queso es común y lo suficientemente familiar para convertirse en una comida para un día cómodo, mientras sigue siendo lo suficiente lujoso para impresionar y consentir a tus invitados. No necesitas contratar a alguien para crear unos aperitivos gourmet. Puedes crear una tabla o plato de quesos en minutos y de seguro será un éxito.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 3 a 6 variedades de quesos
  • Cuchillo para quesos
  • Tabla o plato
  • Frutas, jaleas o salsas
  • Galletas y pan (variedad)
  • Tenazas para queso
  • Cuchillos para untar
  • Rótulos o tarjetas para quesos
  • Plástico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Escoge una tabla para presentar tus quesos, como una de madera para quesos, una para cortar o una tabla para amasar de mármol, si quieres una bandeja que tenga una apariencia encantadora y rústica. Si prefieres, puedes utilizar un lindo plato o bandeja para servir, para una presentación más decadente.

  2. 2

    Escoge de 3 a 6 tipos de quesos, dependiendo a cuántos invitados vayas a servir. Escoge por lo menos un queso suave, como el brie o camembert o una salsa de queso como la de vino de oporto. Escoge por lo menos un queso semi-suave, como el taleggio o edam. Sirve un queso duro, como el cheddar, parmesano o gruyere. Las adiciones adecuadas son unos quesos desmenuzables, como el queso azul o el feta y los quesos saborizados en formas de tronco.

  3. 3

    Consigue una tabla de cortar por separado para preparar tus quesos, así no dejas sucia tu tabla para servir. Corta los quesos duros y semi-suaves en cubos o rodajas. Corta los quesos suaves en rodajas. Rompe los quesos bastante duros o los desmenuzables en trozos rústicos con un tenedor o un cuchillo para quesos. Desliza el cuchillo dentro del queso y jálalo, así se romperá creando unas piezas naturales y bastante atractivas.

  4. 4

    Arregla tus quesos sobre la tabla o plato separándolos ligeramente, así cada uno tiene su propio espacio. Coloca las rodajas de quesos suaves en el plato. Pasa cualquier salsa de queso suave a un plato o tazón pequeño. Deja los troncos de queso enteros. Apila los trozos o rodajas de queso duro y semi-suave en pequeños montículos.

  5. 5

    Escoge algunas comidas que puedas ofrecer con tus quesos. Esto no solo ayuda a complementar el sabor de algunos quesos, sino que también a decorar el plato. Un pequeño racimo de uvas, algunos albaricoques secos, una jalea de higo o un chutney son algunas opciones deliciosas. Escoge una variedad de panes que puedas ofrecer con los quesos, como galletas, rodajas finas de pan francés o pan de nuez.

  6. 6

    Agrega frutas, salsas, galletas o panes alrededor de los quesos sobre la tabla o plato. Coloca palillos de dientes o tenazas, así tus invitados pueden servirse todos los tipos de quesos. Pon cuchillos para los quesos suaves, salsas de queso o salsas de fruta.

  7. 7

    Etiqueta tus quesos si tus amigos son conocedores o si piensas que estarán interesados en los tipos de quesos que vayas a presentar. Una opción es conseguir rótulos para quesos, los cuales son similares a los rótulos para plantas. Escribes el tipo de queso en el rótulo y luego lo pegas en el borde, trozo o pila de queso. Alternativamente, puedes escribir los nombres en pequeñas tarjetas de presentación y pararlas sobre la tabla frente a cada tipo de queso.

  8. 8

    Mantén tu plato cubierto y refrigerado. Sácalo y destápalo 30 minutos antes de servirlo para dejar que se airee y se ponga a temperatura ambiente.

Consejos y advertencias

  • Una buena regla de oro es servir de 3 a 4 onzas (85 a 113 g) de queso por invitado, para un aperitivo.
  • Utiliza galletas sin sal, así no interfieren con el sabor de los quesos.
  • No sobrecargues tu plato o tabla o lucirá atestada. Los quesos deben ser la estrella con unas cuantas guarniciones atractivas. Siempre puedes ofrecer jaleas a los lados o una canasta separada de rodajas de pan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles