DESCUBRIR
×

Técnicas para templar el latón

Actualizado 21 noviembre, 2016

El latón es una aleación principalmente compuesta por cobre y zinc. Puesto que el cobre es su mayor componente, el latón entra en la categoría de una aleación de cobre. Aunque el latón es más fuerte y más resistente que el cobre, no lo es respecto del acero. Sin embargo, es un buen conductor del calor, se lo puede moldear en diferentes formas y tiene la capacidad de resistir a la corrosión de agua salada. Estas propiedades de la aleación de metales son ideales para fabricar caños, tubos, burletes, tornillos, radiadores, cargadores de balas e instrumentos musicales. Sin embargo, antes de moldear el latón para construir los diferentes articulos, debe atravesar un proceso llamado templado. Durante el proceso de fabricación, el latón se calienta, endureciendo el material y haciendo más difícil cortarlo y trabajar con él. Además, al latón no se lo puede doblar después del proceso inicial. Para que sea suave o dúctil, se lo calienta a una determinada temperatura y luego se lo enfría lentamente. Después de pasar por el proceso de templado, se lo puede cortar y dar forma con bastante facilidad.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Proceso de fabricación del latón

Se combinan las materias primas y luego se funden a altas temperaturas. Luego se solidifica la mezcla y se la somete a una serie de operaciones para cambiar su forma y sus propiedades. El proceso de fabricación depende de la forma y las propiedades que deberá tener el latón resultante. Generalmente, para realizar hojas de latón, se somete a las materias primas a los procesos de fundición, laminación en caliente, templado y laminación en frío y de terminación.

Brass image by travesty from Fotolia.com

Fundición

La materia prima se coloca dentro de un horno, que alcanza una temperatura de aproximadamente 1.920 grados Fahrenheit (1.050 centígrados). La chatarra de la aleación de cobre se usa para hacer hojas de latón y luego, sobre la base de la cantidad de zinc ya presente, se le agrega más zinc. A partir de allí, se transfiere el metal fundido a moldes y se lo deja enfriar. Una vez fríos, se retiran de los moldes y se los traspasa al área de laminación.

diamond plate brass bars image by pcphotos from Fotolia.com

Laminado en caliente

Se vuelve a calentar la masa de desechos metálicos de latón hasta alcanzar la temperatura necesaria. Esta se fija sobre la base de qué forma y qué propiedades se desean para el producto final. Las masas recalentadas de latón se colocan posteriormente a través de rodillos de acero, que ayuda a hacerlas más delgadas. Luego, se las pone a través en una fresadora, conocida como "scalper", para quitar el óxido presente en la superficie. El óxido se forma cuando el metal caliente se expone al aire.

pico image by Jose Hernaiz from Fotolia.com

Templado del latón y laminado en frío

El laminado en caliente endurece el latón y, por ende, es más difícil de trabajarlo. Termina perdiendo su ductilidad. Hay que volver a calentarlo para recuperar algo de ella. La temperatura en la que produce el proceso de templado depende de la composición de la aleación y de cuáles son las propiedades que deberá tener el producto final. El templado del latón se produce en un horno, y en ocasiones, se coloca dentro de él gas de nitrógeno para evitar que la aleación reaccione con el oxígeno, que puede formar óxidos sobre su superficie. Luego del proceso de templado, nuevamente el latón pasa por una serie de rodillos para reducir su espesor. A este proceso se lo conoce como laminado en frío, ya que la temperatura del latón es muy inferior en comparación a la del proceso del laminado en caliente. El laminado en frío altera la estructura interna del latón y esto ayuda a que la aleación sea más fuerte y resistente. Cuánto más delgado el latón, más fuerte y duro resulta ser.

copper pool foil image by Karin Lau from Fotolia.com

Laminación de acabado

La laminación de acabado ayuda a emparejar la superficie del latón. A partir de allí, se corta la aleación para el uso que se le quiera dar.

brass clock image by Michael Shake from Fotolia.com