Teoría de la motivación intrínsica y extrínseca del empleado

Escrito por alan valdez | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Teoría de la motivación intrínsica y extrínseca del empleado
Los empleados requieren de motivación. (Jupiterimages/Comstock/Getty Images)

Una persona motivada es movida a hacer algo, mientras que una persona desmotivada carece de impulso o inspiración para actuar. La motivación tiene un efecto sobre el rendimiento, especialmente en el lugar de trabajo, en el que se correlaciona directamente con la productividad. Los empleados no sólo tienen diferentes cantidades, sino también diferentes tipos de incentivos para un buen desempeño en el trabajo, llamados motivación intrínseca y motivación extrínseca.

Desmotivación

En estrecha relación con la apatía, la desmotivación es el estado de falta de una intención de actuar. A pesar de que puede ser fácilmente confundida con la pereza, la desmotivación tiene sus raíces en causas complejas. Puede venir de no valorar una actividad, de no sentirse competente para hacerlo o no creer que va a logar un resultado deseable. La desmotivación puede ser disipada por medio de motivaciones intrínsecas y extrínsecas.

Motivación intrínseca

La motivación intrínseca se refiere a hacer algo porque es interesante o agradable, más que por sus consecuencias. Esta inclinación a interesarse por la novedad y aplicar creativamente las propias capacidades es más a menudo asociada con la infancia, pero este estilo de motivación (o la falta de ella) sigue siendo muy relevante en la edad adulta, ya que puede tener un poderoso efecto en el rendimiento del trabajo, la persistencia y el bienestar.

Motivación extrínseca

La motivación extrínseca se refiere a hacer algo por una recompensa esperada. A menudo se asocia con el dinero, pero hay otros motivadores extrínsecos, más nebulosos como el estado, o el deseo de encajar y hacer lo que la sociedad espera. Dependiendo de la percepción del valor o la utilidad de la tarea, las acciones motivadas extrínsecamente se pueden realizar con desinterés y resentimiento o con una disposición que sugiere la presencia de al menos una cierta motivación intrínseca.

Facilitar la motivación intrínseca

La producción de los motivadores extrínsecos es relativamente sencilla: el dinero y los beneficios son claros motivadores extrínsecos. Una estrategia de gestión de recursos humanos basada en la motivación extrínseca pura, sin embargo, es ineficiente. La calidad del desempeño en el trabajo puede ser muy diferente cuando el comportamiento tiene sus raíces en los motivadores intrínsecos o extrínsecos, especialmente si el trabajo requiere un alto nivel de creatividad y compromiso. Hay tres factores que se asocian a menudo con la motivación extrínseca: la competencia, o la capacidad para hacer bien la tarea seleccionada, la autonomía o la libertad de hacer la tarea en los propios términos, y la conectividad, o la sensación de que la tarea es valorada por los compañeros, familia o la sociedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles