Cómo utilizar el método científico para investigar un crimen

Escrito por robert vaux | Traducido por maria della cella figueredo
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar el método científico para investigar un crimen
La investigación de un crimen. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

El método científico supone cuatro pasos básicos: observación, hipótesis, experimentación y conclusión. Puede ser lento y tedioso, especialmente cuando la experimentación no corrobora la hipótesis, pero también es extremadamente efectivo.Tampoco es limitada la eficacia de las investigaciones puramente científicas. La investigación criminal, ya sea que involucre casos actuales o históricos, se beneficia de forma incalculable del fastidio conducido por el método científico. Los resultados pueden resolver el crimen (o al menos llevar al investigador a una hipótesis viable en el caso de un crimen antiguo y no resuelto).

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Reúne la información al investigar un crimen. Esto implica tanto el método del crimen en sí, como los antecedentes de la victima. La escena del crimen a menudo contiene abundante cantidad de evidencia, al igual que la historia personal que lo rodea. ¿Qué técnicas se utilizaron para cometer el crimen? ¿Se utilizó un arma? ¿Hubo otras herramientas involucradas? ¿Cómo se usaron, con precisión y cuidado o con un descuido extremo? ¿Quién tuvo acceso a la escena del crimen? ¿Quién estaba motivado a llevar a cabo la investigación? ¿Tenía enemigos la víctima? ¿Existía alguien cercano a la victima sospechoso de cometer el crimen? A medida que reúnes esta información, desarrollarás algunas ideas verosímiles que explican el crimen en su totalidad.

  2. 2

    Desarrolla una hipótesis sobre cómo se cometió el crimen y específicamente sobre quién lo cometió. A menudo, los policías recorren la serie de eventos en sus mentes para tener una imagen de lo sucedido. También trabajan sobre una lista de posibles sospechosos basada en un motivo verosímil y en el acceso a la escena del crimen. Por ejemplo, un robo puede cometerse por situación de deuda, mientras que un asesinato puede ser un acto de venganza de una ex pareja. Tales hipótesis se basan en la documentación básica que se reúne, pero puede no sostenerse una vez que los detalles se investigan en profundidad.

  3. 3

    Prueba las hipótesis con la evidencia reunida para ver si coincide con los duros hechos. Esto supone tanto la examinación de los detalles a mano y hablar con cualquier sospechoso o testigo. Para los crímenes históricos, como por ejemplo los asesinatos de Jack el destripador, tales pruebas pueden no ser posibles, y es por esto que es difícil poder resolver de forma definitiva los crímenes, a menos que salga a la luz nueva evidencia. En los casos más recientes, este proceso involucra el interrogatorio de los sospechosos para ver si sus coartadas son válidas, también la comparación de análisis forenses para determina si el crimen fue planeado, la búsqueda de sospechosos en caso de que no se pueda encontrar ninguno y llevar un registro de los objetos robados en el robo. La hipótesis en cuestión raramente permanece intacta durante este proceso, pero a medida que se eliminan posibilidades, se crean nuevas hipótesis que pueden confirmarse mientras se continúan corroborando hechos.

  4. 4

    Concéntrate en el sospechoso basándote en la experimentación repetida. Tarde o temprano, la lista de de posibles culpables se eliminará, ya sea porque tienen una coartada para el momento del crimen, porque no tienen conocimientos para haberlo conducido, tienen falta de motivación o ninguna de las evidencias los puede unir al crimen. Si el Paso 3 es exitoso, deja uno o dos posibles sospechosos, quienes puedes ser arrestados si la evidencia es lo suficientemente fuerte o enfocada más a fondo hasta que se encuentre más evidencia que los una al crimen. Una vez más, junto con los casos históricos, esto puede ser más difícil ya que las pruebas final no existen. Sin embargo, la examinación repetida y la experimentación con la evidencia, inevitablemente deriva a una única conclusión.

Consejos y advertencias

  • El método científico no es un proceso limpio y raramente procede de forma clara desde el primer paso al siguiente. Las ideas se revisan y se restauran a medida que nuevos hechos salen a la luz, y los detalles que pueden parecer importante inicialmente pueden ser suplantados por otros nuevos a medida que el investigador realiza su trabajo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles