Versos de la Biblia sobre las puertas del cielo

Escrito por jani no heart | Traducido por mariana perez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Versos de la Biblia sobre las puertas del cielo
La parábola de Jesús sobre la perla invaluable ayuda a decodificar el simbolismo de las puertas perladas del cielo. (Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images)

Las puertas del cielo han fascinado por mucho tiempo a las personas y han servido como tema de innumerables libros, películas, canciones e incluso chistes. Algunos cristianos se preguntan si pasarán por éstas y ganarán la entrada al cielo mismo. Aunque mucho se ha escrito sobre lo que simbolizan, el mejor lugar para encontrar la respuesta es en la Biblia, donde la frase se originó.

Otras personas están leyendo

Visión celestial

El apóstol Juan escribió sobre las puertas del cielo después de experimentar una visión del reino celestial, mientras estaba cautivo en la isla griega de Patmos, alrededor del 96 d.C. El registro escrito de su excursión sobrenatural, junto con otras 15 visiones, constituye el libro mayormente profético de Revelaciones, el cual completó el canon de la Biblia en 397 d.C. La primera visión detallada de las puertas del cielo ocurre cerca del versículo 21:12. La ciudad radiante llamada Jerusalén celestial tiene la forma de un cubo colosal rodeado de cuatro paredes con 12 puertas, tres situadas en cada una.

Las puertas son custodiadas por los ángeles

Aunque muchos chistes ilustran a San Pedro como un portero celestial que decide el destino de los mortales fallecidos, esta idea no está basada en las Escrituras. La Biblia nunca menciona a Pedro en ninguna de las 12 puertas. En su lugar, Revelaciones 21:12 específicamente relata que 12 ángeles sin nombre están allí, cada uno colocado en una distinta. Algunos teólogos suponen que el concepto salió de la mala interpretación de Mateo 16:18-19, en donde Jesús confió a Pedro las llaves del reino. El libro del Nuevo Testamento, Actos, explica que Pedro usó estas llaves simbólicas para abrir un nuevo entendimiento entre los judíos, samaritanos y gentiles, en cuanto al rol de Cristo cumpliendo el propósito de Dios para la humanidad.

Puertas hechas de perlas

En la visión de Juan en Revelaciones 21:12, las puertas del cielo son en realidad perlas enormes que cubren las 12 entradas de la ciudad. En tiempos de Biblia, éstas juntadas del Golfo Pérsico y el Mar Rojo exigían un alto precio. Jesús usó este hecho para ilustrar el valor del Reino de Dios en su parábola de la perla sin precio, registrada en Mateo 13:45-46. Un mercader encuentra una exquisita y muy cara e impacientemente vende todos sus otros bienes para adquirir la rara joya. Estar boquiabierto frente a las puertas celestiales hechas de perlas extraordinariamente grandes, puede haber convencido a Juan que el cielo era más magnífico e inexpugnable que cualquier otra ciudad en la tierra, incluyendo la poderosa Roma.

Significado simbólico

Los versos iniciales de Revelaciones informan al lector que el libro está escrito mayormente en signos y símbolos. Antes, en su primera carta a los corintios, el apóstol Pablo describió el cielo como un lugar espiritual, en lugar de una estructura física. Sin embargo, ya que él era un hombre mortal en el tiempo que recibió la visión, vio la grandeza brillante del cielo desde una perspectiva comprensible a los humanos. Atando el simbolismo de la parábola de Jesús sobre el mercader que vendió todos sus bienes por una perla de gran valor, los lectores pueden discernir que las puertas perladas del cielo representan una elección individual para dar a Dios devoción exclusiva. Al hacerlo así, aseguran entrada al gran futuro que les espera cuando el reino de Dios gobierne sobre la humanidad. Un sinnúmero de personas en todo el mundo expresan esta esperanza cuando rezan "venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo". Revelaciones 21:25 dice que en ese tiempo las puertas del cielo permanecerán abiertas día y noche, ya que todos los humanos estarán viviendo en paz, como describe Isaías 65:17-25 y nada molestará la seguridad de la Jerusalén celestial.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles