Cómo ablandar las gominolas después de que se han endurecido

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Algunos caramelos deben ser duros, pero las gominolas no entran dentro de esta categoría. Las gominolas perfectas tienen un centro gelatinoso y masticable con una cubierta de azúcar por fuera. Estos dulces tienen un alto nivel de humedad, de entre el 15 y el 22 por ciento, según "Food Science" de Normal N. Potter. Esta humedad evita que se formen cristales de azúcar grandes y duros. Cuando se secan, se vuelven duras; pero como ocurre con otros caramelos, las gominolas pueden ser revividas agregándole humedad en su interior.

Passo 1

Coloca las gominolas sin superponerlas en un plato apto para microondas. Rocía unas gotas de agua sobre ellas si están muy duras.

Passo 2

Calienta las gominolas a potencia baja por 10 a 30 segundos o hasta que se hayan ablandado hasta la textura deseada. Calentarlas les permite absorber la humedad del aire que las rodea y ablanda su textura.

Passo 3

Como alternativa, ablanda solo una o dos con el calor de tus manos. Hazlas rodar entre tus manos hasta que se vuelven blandas y maleables.

Passo 4

Guarda las gominolas ablandadas que te sobren en un recipiente hermético a temperatura ambiente para retener su recientemente restaurada humedad. La exposición al aire hará que se sequen. Si esto ocurre, recaliéntalas para ablandarlas.

Más reciente

×