Cómo cocinar frijoles rojos

Bryan Scott (sxc.hu)

Los frijoles rojos se llaman así por su forma, que es muy similar a la del riñón humano. Tienen un sabor a tierra y textura sólida, y son comunes en las sopas, guisados, chili, y platos de arroz. El siguiente método para cocinar frijoles rojos te permitirá preparar la cantidad de porciones que necesites, y puede ser modificado para adaptarse a los gustos individuales.

Paso 1

Esparce los granos secos de frijol rojo sobre una bandeja para hornear limpia. Tamízalos con las manos para eliminar la suciedad, piedras pequeñas u otros desechos. Transfiere los granos a un colador y enjuágalos con agua fría.

Paso 2

Coloca los frijoles enjuagados en una olla grande. Añade tres tazas de agua fría por cada taza de granos o unos 10 vasos de agua para un paquete de 1 libra (453 gr) de frijoles rojos secos. Permite que los frijoles se queden en remojo durante la noche, al descubierto.

Paso 3

Escurre el agua de los frijoles con un colador, vertiendo el contenido de la olla. Enjuágalos con agua fría y luego regrésalos a la olla. Cubre los frijoles con agua fresca y colócalos en la estufa.

Paso 4

Pon a hervir el agua y los frijoles a fuego medio-alto. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento por aproximadamente 1 ½ horas. Retira uno de los granos para verificar la cocción; muérdelo o pellízcalo para ello.

Paso 5

Si es necesario, continua cocinando los frijoles durante 15 minutos. Comprueba de nuevo el punto de cocción y repite esto cada 15 minutos hasta que estén tan tiernos como desees. Como regla general, los frijoles rojos normalmente necesitan alrededor de dos horas para cocinarse.

Paso 6

Retira los frijoles rojos del fuego, añade sal y pimienta a gusto y sirve inmediatamente. Almacena las sobras en el refrigerador hasta cuatro días antes de desechar cualquier porción no utilizada.

Más reciente

×