Cómo hidratar los garbanzos

••• Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Los garbanzos tienen un sabor dulce parecido al de una nuez. Los garbanzos son altos en fibra, proteína y hierro. Éstos se compran a menudo deshidratados ya que se extiende su vida útil, así que necesitas volverlos a hidratar antes de consumirlos o utilizarlos en una receta. Sumerge estos en agua durante toda la noche si tienes tiempo o hidrátalos rápidamente con la ayuda de agua hirviendo. Una sola taza de garbanzos secos producirá de 2 a 3 tazas de garbanzos cocidos.

Remojado durante toda la noche

Passo 1

Pesa la cantidad deseada de garbanzos. Cada libra (0,45 kg) de garbanzos requerirá 10 tazas de agua.

Passo 2

Coloca los garbanzos en un tazón o una jarra. Cúbrelos con agua fría.

Passo 3

Deja que los garbanzos se remojen de seis a ocho horas o durante toda la noche en el refrigerador.

Passo 4

Cuela los garbanzos para remover el agua. Lava tus garbanzos.

Passo 5

Cocina los garbanzos hidratados inmediatamente.

Remojo rápido

Passo 1

Vierte 1 libra (0,45 kg) de garbanzos en una olla.

Passo 2

Agrega de 6 a 8 tazas de agua a los garbanzos.

Passo 3

Lleva el agua a ebullición. Cubre la sartén. Hierve los garbanzos por dos minutos.

Passo 4

Retira los garbanzos de la estufa. Déjalos enfriar cubiertos por una hora y no más de tres horas.

Passo 5

Escurre el agua de los garbanzos. Enjuágalos bajo un chorro de agua fría.

Más reciente

×