Cómo cocinar huevos de codorniz

Al igual que cualquier otro huevo, el de codorniz tiene una cáscara exterior dura y contiene una yema y una clara. Los huevos de codorniz son comestibles e incluso considerados un manjar en muchos países. La desventaja de los mismos es su tamaño. Son muy pequeños y se necesitan de cuatro a cinco de ellos para igualar a un huevo de gallina. Hay tantas maneras de cocinar un huevo de codorniz como las hay para uno de gallina. Una de esas maneras es hacer huevos revueltos.

Passo 1

Inserta la punta de tu cuchillo en la parte superior del huevo de codorniz y luego utiliza los dedos para agrandar la abertura. Estas cáscaras son un poco más difíciles de romper que las de los huevos de gallina.

Passo 2

Vierte el contenido del huevo en un cuenco y repite esto con los otros cinco. Agrega sal marina y pimienta y bate los huevos con un tenedor para combinar los ingredientes.

Passo 3

Calienta una sartén a fuego medio. Unta la superficie de la misma con mantequilla y deja que se derrita por completo. Esto evitará que los huevos se peguen.

Passo 4

Vierte la mezcla de huevos de codorniz en la sartén y espera un minuto. A continuación, apaga el fuego porque estos se cocinan muy rápido. Utiliza una espátula para seguir removiéndolos.

Passo 5

Cuando los huevos estén suaves y no haya líquido restante, estarán listos.

Más reciente

×