Cómo hacer crutones con las sobras de pan

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Los crutones son una buena manera de utilizar el pan sobrante. Pan duro, bagels, muffins ingleses y otros panes funcionarán bien para esta receta. Guarda las rebanadas de diferentes tipos de pan para tener más variedad. Una vez que hagas los crutones, también los puedes triturar y utilizar como migas de pan en las recetas.

Usa los restos de pan

Paso 1

Coloca el pan cortado en cubos de aproximadamente 1 pulgada (2,54 cm), en un tazón. También puedes romperlo para lograr crutones con aspecto más rústico o cortarlo con un cuchillo para cuadrados más ordenados.

Paso 2

Elige los condimentos. En lugar de parmesano, puedes utilizar el romano o cualquier otro tipo de queso duro. El aceite de oliva, aceite de canola o mantequilla derretida, todos funcionan bien. Los condimentos como la pimienta, el perejil, el ajo y otras hierbas se pueden agregar al gusto.

Paso 3

Mezcla los condimentos y el aceite en un tazón pequeño.

Paso 4

Agrega los condimentos a los cubos de pan. Revuelve para cubrir uniformemente.

Paso 5

Extiende los crutones sobre una bandeja para hornear sin engrasar. Los cubos pueden estar juntos, pero no deben estar hacinados. Necesitan aire para secarse.

Paso 6

Hornea los crutones a 325 °F (163 °C) o hasta que estén crujientes. Los trozos de pan que sean más grandes y más densos, como rosquillas en cubos, tomarán mucho más tiempo que el pan blanco.

Paso 7

Deja que se enfríen. Guarda en un frasco de vidrio o un recipiente de plástico con tapa hermética.

Más reciente

×