Cómo deshidratar y pulverizar huevos

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Si bien los huevos deshidratados no tienen ninguna utilidad para muchos, son un elemento casero práctico para las personas obsesionadas con la supervivencia y aquellos que tiene gallinas que les proveen gran cantidad de huevos. Cuando lo mezclas con cantidades iguales de agua, el huevo en polvo retorna a una consistencia utilizable para cocinar huevos revueltos, tartas, preparaciones para el desayuno y cualquier otra comida que lleve huevos batidos.

Paso 1

Rompe los huevos dentro de un bol y bátelos como si estuvieras haciendo huevos revueltos. Los huevos deben mezclase completamente y tener un color y consistencia uniformes.

Paso 2

Vierte los huevos dentro de una bandeja para deshidratar alimentos. Las bandejas que se usan para las frutas pueden servir. Coloca la bandeja dentro del deshidratador.

Paso 3

Conecta el deshidratador de alimentos y programa la temperatura entre 140 y 150 grados Farenheit (60 y 65 grados centígrados). Deja los huevos en el deshidratador hasta que se sientan completamente secos y quebradizos. Esto a menudo lleva todo el día, pero puede requerir más o menos tiempo, dependiendo más que nada de la cantidad de huevos.

Paso 4

Transfiere los huevos deshidratados a un procesador de alimentos. Procésalos a alta velocidad hasta que se conviertan en un polvo fino.

Paso 5

Almacena los huevos pulverizados en frascos de vidrio limpios y herméticos.

Más reciente

×