Cómo usar una licuadora

James Woodson/Photodisc/Getty Images

Cómo usar una licuadora. Nueces molidas, sopa puré, un batido de frutas. Una licuadora es útil para estas tareas y mucho más. Obtén el máximo provecho usándola apropiadamente.

Paso 1

Elige una superficie plana y seca sobre la cual operar tu licuadora.

Paso 2

Arma la licuadora. Coloca las aspas en el aro de retención, luego coloca los empaques sobre las aspas y dentro del aro.

Paso 3

Atornilla el aro de retención firmemente al fondo del vaso. Asegúrate de que el aro esté asentado correctamente o tendrás una fuga.

Paso 4

Coloca el vaso sobre la base y conecta la licuadora.

Paso 5

Coloca los ingredientes en el vaso. Coloca la tapa con firmeza.

Paso 6

Usa la configuración hielo o picar para hacer malteadas, batidos y bebidas frías.

Paso 7

Haz comida de bebe agregando un poco de líquido a una taza de fruta o vegetales y licua durante unos 15 segundos en configuración puré. Cinco segundos en esta configuración suavizará la salsa grumosa.

Paso 8

Toma ventaja de la configuración pulso para hacer migas de pan, chocolate al gratín, vegetales picados y migas de galletas.

Paso 9

Agrega comida a la licuadora a través de la tapa secundaria mientras la licuadora trabaja.

Paso 10

Limpia el vaso después de usarlo. Pon un poco de detergente y agrega agua hasta la mitad, coloca la tapa y haz funcionar la licuadora con la tapa encima, a velocidad baja por algunos segundos.

Paso 11

Enjuaga la licuadora profundamente. Desármala y seca las aspas.

Más reciente

×