Cómo medir una porción de pasta antes de cocinarla

pasta image by Eagle from Fotolia.com

Medir la pasta antes de cocerla ayuda a evitar comer demasiado y contribuye al control de las porciones. El control de porciones y comer las cantidades apropiadas de comida puede tener un gran efecto sobre tu peso. Aunque muchas cajas de pasta indican que una porción es de 2 onzas (56,7 g) de pasta seca o una taza de pasta cocida, el Departamento de Agricultura (Department of Agriculture) recomienda preparar 1 onza (28,35 g) de pasta cruda o media taza de pasta cocida para alcanzar tu necesidad de granos.

Balanza

Paso 1

Utiliza una balanza digital o de resorte para medir tu pasta. Coloca la pasta seca sobre la balanza gradualmente.

Paso 2

Deja de agregar pasta cuando la balanza marque 1 onza o 30 gramos si quieres adherir a la recomendación de porciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Paso 3

Añade pasta seca hasta que la balanza marque 2 onzas o 60 gramos si escoges seguir la sugerencia de tamaño de porción de la caja.

Tazas medidoras

Paso 1

Utiliza 1/8 de taza para racionar una porción de pasta de 1 onza (28,35 g).

Paso 2

Utiliza 1/4 de taza para racionar una porción de pasta de 2 onzas (56,7 g).

Paso 3

Cocina para más de uno multiplicando tus porciones por octavos y cuartos de taza.

Manos

Paso 1

Mide pastas largas con tus manos. Forma un diámetro de 1-1/2 pulgadas (3,81 cm) con la pasta larga. Esto equivale a 8 onzas (226,8 g) de pasta seca.

Paso 2

Divide la pasta en ocho secciones iguales para adherir a la recomendación de porciones de USDA. Utiliza una sección por cada porción. Almacena pasta extra para usar en un futuro.

Paso 3

Divide la pasta en cuatro secciones iguales si te quieres adherir a la recomendación de porciones de 2 onzas (56,7 g). Utiliza una sección por porción. Almacena la pasta extra para uso futuro.

Más reciente

×