Cómo darle sabor a una masa casera para pasta

••• Comstock Images/Comstock/Getty Images

Existen varias maneras de darle sabor a una masa para pasta, limitadas sólo a tu gusto. Hacer pasta en casa desde cero puede ser lo suficientemente gratificante al aprovechar tus recursos y ahorrar dinero. Varios creadores de pasta también sienten orgullo al crear una comida desde cero que sea sabrosa y algo que pueda durar bastante, dependiendo de cuánto estén preparando. Así como utilizar un lienzo en limpio, agregar tus propios sabores a la masa para pasta casera se limita sólo a tu imaginación.

Passo 1

Combina la harina y la sal.

Passo 2

Crea un agujero o un "tazón" en el centro de la harina.

Passo 3

Agrega aceite de oliva en el centro o "tazón".

Passo 4

Rompe un huevo o vierte sustituto de huevo y bátelo con el aceite utilizando un tenedor.

Passo 5

Agrega el agua por cucharadas hasta que la masa empiece a unirse.

Passo 6

Amasa la masa a mano hasta que tengas una consistencia pegajosa.

Passo 7

Agrega los condimentos, ya sean vegetales o especias. Los consejos para utilizar los diferentes sabores están enlistados a continuación.

Passo 8

Forma una bola pequeña, úntala con aceite de oliva y déjala cubierta con una toalla húmeda en un lugar cálido por 20 a 30 minutos.

Passo 9

Divide la masa en secciones manejables, normalmente se divide en 4 a 6 secciones.

Passo 10

Amasa la pasta. Este paso depende completamente de qué tipo de pasta estés haciendo. Puedes empezar aplanando las secciones para pasarlas por la máquina para pasta o empezar a amasarla y cortarla a mano, si haces un tipo diferente de pasta.

Passo 11

En este punto puedes guardar y congelar el resto de la masa si no vas a utilizarla toda. La harina rociada sobre el papel encerado es el mejor método para congelar la pasta.

Más reciente

×