DESCUBRIR
×
Loading ...

La mejor manera de freír chuletas de puerco para evitar que se sequen

Las chuletas de puerco cuando se cocinan correctamente pueden ser una entrada tierna y deliciosa. Desafortunadamente, debido a su sensibilidad a la temperatura y a su tiempo de cocción, cocinar puerco en casa provoca problemas con que la carne esté jugosa. Debido a que al empanar las chuletas se sellan sus jugos, freírlas es la mejor manera de mantenerlas tiernas. Pero freírlas completamente puede hacerlas muy grasosas y cocidas. Empanarlas y freírlas en una sartén es mejor que sumergirlas en aceite para cocinarlas, ya que esto ayuda a que se sellen y queden con una textura crujiente.

Instrucciones

Jupiterimages/Comstock/Getty Images
  1. Calienta el aceite en una sartén a temperatura media hasta que brille y fluya fácilmente alrededor del recipiente. Asegúrate de que esté suficientemente caliente; si está muy frío provocará que las chuletas de puerco hiervan en lugar de freírlas, lo que las hará más grasosas y saturadas.

    Loading ...
  2. Sazona las chuletas de puerco ligeramente de cada lado con sal y pimienta.

  3. Revuelve los huevos con la leche en un plato hondo.

  4. En un plato alargado extiende el pan para empanar y mézclalo con sal, pimienta blanca, ajo en polvo y comino.

  5. Remoja cada chuleta en el huevo, por cada lado.

  6. Presiona cada chuleta firmemente en la mezcla de pan molido, de cada lado. Sacude el exceso de pan molido.

  7. Coloca cada chuleta en el sartén, siendo cuidadoso de no encimarlas. Si lo haces, evitarás que se cocinen uniformemente y harás que sea muy difícil poder voltearlas.

  8. Fríe las chuletas de seis a siete minutos de cada lado. No las sobrecalientes. Las chuletas bien cocinadas deben de estar firmes, pero aún así suaves cuando las presiones.

  9. Coloca las chuletas en una rejilla para que enfríen. Esto mantendrá al pan crujiente. Para preservar las chuletas jugosas, déjalas reposar por cinco minutos antes de servir.

Loading ...

Consejos

  • De acuerdo con USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos), el puerco debe cocinarse a una temperatura interna mínima de 145ºF (63ºC). Utiliza un termómetro de carne para determinar la temperatura.
  • En lugar de pan para empanar, puedes emplear Panko, polenta, hojuelas de puré de papa o hasta cereal molido.
  • Sirve las chuletas de puerco fritas en una sartén con papas a la francesa hechas en casa o papas rostizadas.

Necesitarás

  • Cacerola de hierro fundido o cazuela de fondo amplio
  • 4 cucharadas de aceite
  • 4 chuletas de puerco con hueso de 1 pulgada de grueso (2,54 cm)
  • Sal
  • Pimienta
  • 4 huevos
  • 2 cucharaditas de leche
  • 3 tazas de pan para empanar
  • 2 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta blanca
  • 1 cucharadita de comino
  • 1/2 cucharadita de pimienta de cayena
  • Rejilla para enfriar
Loading ...