Cómo moler hierbas a polvo

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Las hierbas le dan sabor a los alimentos y realzan los condimentos de las comidas con perfiles de sabor más fuertes. Las hierbas crean interés en la boca permitiendo que se sientan varios aromas y sabores que de otra manera quedarían dormidos. En algunas recetas, incluso las hierbas molidas pueden ser muy importantes para el plato. Moler hierbas seca a polvo reducirá el tamaño de las mismas y ayudará a que liberen más sabor. Aprende cómo moler un manojo de hierbas secas para darle un toque de sabor a tu próxima receta.

Mortero

Step 1

Mide una o dos cucharadas de hierbas secas y colócalas en el fondo del mortero. Comúnmente los morteros están hechos de madera, cerámica o piedra como el mármol, y se usan para moler alimentos.

Step 2

Coloca la mano del mortero en el bol del mismo y comienza a moler. Presiona firmemente la mano en el fondo y los lados del bol para triturar las hierbas.

Step 3

Continúa triturando las hierbas durante tres a cinco minutos hasta que hayas logrado la consistencia deseada y queden convertidas en polvo.

Step 4

Coloca el polvo de hierbas en recipientes separados y etiquetados.

Molinillo de café

Step 1

Mide dos o tres cucharas de hierbas secas y colócalas en el molinillo de café o de especias.

Step 2

Asegura la tapa del molinillo.

Step 3

Pulsa la hoja para moler las hierbas durante 15 a 30 segundos. Retira la tapa para controlar la consistencia de las hierbas. Coloca de nuevo la tapa y continúa pulsando hasta que queden convertidas en un fino polvo.

×