Cómo preparar pollo a la cúrcuma

Roman Rozenblyum/Demand Media

La cúrcuma es una especia conocida desde hace mucho tiempo por sus propiedades antiinflamatorias. Se demostrado ser prometedora en el tratamiento de muchas afecciones diferentes desde cáncer a la enfermedad de Alzheimer. Se utiliza con frecuencia en la cocina asiática y proviene de la familia del jengibre. Añade sabor instantáneo a varios platos incluyendo el pollo. Si bien hay varias maneras de preparar el pollo usando cúrcuma, esta receta de pollo asado a la cúrcuma reducida en grasas es fácil de preparar y te brinda la posibilidad de disfrutar el sabor y los beneficios para la salud que tiene esta especia.

Pollo asado a la cúrcuma

Paso 1

Calienta previamente el horno a 350 grados Fahrenheit (175 ºC).

Paso 2

Mezcla aceite de oliva y cúrcuma en un tazón pequeño. Unta todo el pollo con la pasta y colócalo en una asadera. Espolvoréalo con sal marina, pimienta, tomillo y salvia. Rocíalo con 2 cdas. de mantequilla.

Paso 3

Asa el pollo durante alrededor de una hora y 20 minutos. Cuando esté listo, la piel debe estar dorada y crujiente.

Paso 4

Para hacer salsa con los jugos en la sartén, retira el pollo y las hierbas y colócalo sobre una tabla de cortar. Conserva aproximadamente 1 cda. de la grasa y luego desecha el resto. Calienta la sartén en la estufa a temperatura elevada. Añade el caldo de pollo y raspa los trozos dorados de la parte inferior de la sartén. Hierve la salsa hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Apaga el fuego. Agrega el resto de la mantequilla y revuelve la preparación hasta que esté uniforme.

Paso 5

Troza el pollo. Sírvelo con 1 o 2 cdas. de salsa y una pizca de hierbas.

Más reciente

×