Cómo hacer el pollo desmenuzado para usar en cualquier receta

••• pollo image by Giuseppe Porzani from Fotolia.com

Muchas de las recetas, como las enchiladas mexicanas, requieren pollo desmenuzado. Los mejores métodos de cocción para lograr la textura adecuada son a la parrilla o hervido. El método a elegir depende de la receta y el equipo que tengamos. Si el pollo va untado en una salsa sabrosa, la ebullición es una buena opción. Si el pollo tiene que tener un sabor distinto de sí mismo, tendrá que marinarse y asarse a la parrilla.

Passo 1

Prepara las pechugas de pollo machacándolas para aplanarlas. Si vas a asarlas a la parrilla, puedes marinar el pollo durante la noche con una receta de marinado. Si decides no marinar el pollo, sólo rocía con aceite de oliva por ambos lados y agrega un poco de sal y pimienta antes de asarlo. Si vas a hervir las pechugas de pollo, no hay necesidad de añadir cualquier condimento.

Passo 2

Asa o hierve las pechugas de pollo. Calienta la parrilla a 450 a 500 grados Fahrenheit (232 a 260 ºC). Asa las pechugas de pollo durante unos 4 a 5 minutos por cada lado, hasta que la carne ya no esté rosada en el centro. Si vas a hervirlas, pon una olla grande con agua a hervir, luego añade las pechugas de pollo. Hierve hasta que el pollo esté completamente cocido, unos 20 minutos. Asegúrate de que no hay partes rosadas. No lo cocines demasiado o será elástico.

Passo 3

Deja que el pollo se enfríe durante unos 5 a 10 minutos. Coloca el pollo en un plato y mantén la pechuga de pollo con un tenedor. Usa un segundo tenedor para sacar el pollo y desmenuza en pedazos pequeños.

Una vez que tengas listo el pollo desmenuzado, se puede añadir a tu receta. Si no se va a cocinar inmediatamente, debe ser refrigerado para evitar su deterioro.

Más reciente

×